Urkullu anima a los grandes inversores de capital riesgo a entrar en el Fondo vasco

El lehendakari, durante su intervención de hoy. /PEDRO URRESTI
El lehendakari, durante su intervención de hoy. / PEDRO URRESTI

El objetivo de este plan es captar hasta 250 millones de euros para invertir en empresas de Euskadi y respaldar su crecimiento

Carmen Larrakoetxea
CARMEN LARRAKOETXEABilbao

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha hecho un emplazamiento directo al capital riesgo nacional e internacional presente este viernes en Bilbao con motivo de la asamblea anual de la asociación sectorial Ascri para que se sumen al proyecto del Gobierno vasco de constituir un fondo de capital riesgo público-privado con el que se espera captar hasta 250 millones de euros para invertir en empresas vascas y respaldar su crecimiento. «Nuestro objetivo es que consideren una oportunidad trabajar junto a la inversión institucional en favor del desarrollo económico de las empresas vascas», emplazó.

Noticia relacionada

Al Congreso de ASCRI ha acudido cerca de 500 profesionales del sector, que según ha explicado el presidente de la asociación nacional de capital riesgo, Miguel Zurita, tiene unos fondos de unos 26.000 millones de euros, inversiones en unas 2.500 empresas españolas, en las que trabajan cerca de medio millón de personas.

Para respaldar las ventajas que presenta Euskadi para atraer inversiones, el lehendakari ha recalcado que «nuestro compromiso es claro: estabilidad, cercanía a la empresa y colaboración» público privado. El objetivo del fondo de 250 millones, según explicó Urkullu ante los inversores, es «garantizar el crecimiento y expansión de empresas de mediana capitalización con potencialidad tecnológica y y de internacionalización».

«Arraigo»

Para dotar a este fondo de los 250 millones el lehendakari quiere captar «aportaciones privadas, inversiones institucionales y entidades financieras». Este nuevo fondo complementaría al que ya ha puesto en marcha el Gobierno vasco para ayudar al «arraigo» de las empresas vascas, que el año pasado tomó una primera participación industrial en la ferroviaria CAF.

En todo momento Urkullu ha querido dejar claro que «Euskadi es un país de industria, empresa y economía productiva» y desde las instituciones son muy conscientes de «la importancia de movilizar recursos privados hacia la economía productiva». En este contexto, «somos muy conscientes de la labor que desarrollan las entidades de capital riesgo que ustedes representan».

Aseguró que en Euskadi se habla su mismo lenguaje «inversión, industria, innovación, internacionalización» al tiempo que «la economía vasca es sólida y está saneada», como lo demuestran los seis años de crecimiento ininterrumpido. Para este año se espera que se mantenga un crecimiento del PIB del 2,2% y para 2020 del 2%, así como la solvencia que proporciona tener una deuda que apenas alcanzar el 12% del PIB y unas cuentas públicas con déficit cero desde 2017.