Veinteañeros y treintañeros, los más morosos

Veinteañeros y treintañeros, los más morosos

La banca es el sector que más impagos registra, seguido de las operadoras de telefonía y las compañías suministradoras de gas o electricidad

IRATXE BERNAL

Los españoles de entre 18 y 30 años que figuran en listas de morosos acumulan una media de más de tres deudas por persona. Una dato muy alarmante si además se tiene en cuenta que «con el nivel de sueldos actuales, van a tener muchas dificultades para afrontar esta deuda». Es decir, que «dicha deuda probablemente mermará muchos de sus futuros proyectos vitales». Así lo cree Mario Mazaira, consejero delegado de iMorosity, empresa especializada en gestionar la salida de esas listas que acaba de presentar los datos de una encuesta realizada a 2.580 clientes de la compañía.

Y, aunque basta con cabrearnos con nuestra compañía de teléfono y negarnos a abonar un pago que nos parezca injusto para que ésta, si la deuda supera los 50 euros, pueda oficialmente colgarnos el cartel de morosos, la encuesta revela un perfil reincidente. Su principal conclusión es que el grupo de edad donde mayor morosidad se detecta, con un 36% del total, es entre los 31 y los 40 años. Sin embargo, es entre quienes son un poco más jóvenes (de 18 a 30 años) donde están los más 'repetidores'; sólo son el 12% del total pero tienen 3,3 impagos por persona frente a las 2,3 de quienes están en el siguiente tramo de edad.

Expuestos al consumismo desbordado

«Es la 'generación de Internet' y está más expuesta al consumismo desbordado», explica Mazaira, que destaca que muchos problemas se derivan de las facilidades de financiación con que se promocionan productos tecnológicos como móviles y también alerta del peso cada vez mayor de las deudas contraídas en apuestas y juegos 'online'.

Siguiendo está división por edades, tras los treintañeros los más morosos son quienes están entre los 41 y los 50, con un 34%. En el lado opuesto de la tabla, quienes menos impagos acumulan son los mayores de 61 años (sólo son el 6% del total) y quienes están entre los 51 y los 60 años, con un 12%. Es el mismo porcentaje que entre los veinteañeros, pero con las perspectivas un poco más saneadas; sólo dos deudas por persona como media.

La banca es el sector que más nombres lleva a los registros de morosos, principalmente por el impago de algún préstamo personal (el 53% de los casos, según iMorosity) seguido de las deudas generadas con la tarjeta de crédito y los descubiertos en las cuentas corrientes. Estos tres factores encabezan los motivos del registro en las listas de morosos en casi todos los tramos de edad; quedan fuera los mayores de 61 años, los menos morosos, que acumulan sus impagos en las facturas de telefonía, gas o electricidad, «muchas veces por hacerse cargo de facturas de personas cercanas».