Los vascos, ¡a comprar coches y pisos!

Los vascos, ¡a comprar coches y pisos!

El último informe de confianza de Laboral Kutxa detecta una mejora de las expectativas de consumo

José V. Merino
JOSÉ V. MERINO

¡A consumir! Productos pequeños y, por tanto, de precio asequible. Y productos muy relevantes para una familia, como coches o pisos, por suponer un importante desembolso. Es la conclusión que puede extraerse del último informe sobre la confianza de los consumidores vascos que acaba de difundir Laboral Kutxa.

Sus analistas han detectado que aumenta el grupo de hogares que considera que este es un buen momento de compra de artículos para la casa, aparatos electrodomésticos y electrónicos: en un año ha pasado del 7% al 18%. Y de forma simultánea, no hace más que descender el porcentaje de quienes consideran que no estamos en la mejor de las coyunturas: en nueve emeses, hemos pasado del 27% al 20%.

No mejora solo la valoración del momento de compra. También se incrementa la expectativa de llegar a hacerla, al consolidarse el grupo de ciudadanos que considera que sus adquisiciones serán mayores en el curso de los próximos doce meses.

Laboral Kutxa dedica en su informe un apartado a qué pasará con la compra de automóviles y viviendas, dos perfectos termómetros de la salud de una economía. Y subraya que hay una «cierta mejoría» sobre lo registrado en los anteriores trimestres. Hay un 2,4% de los consultados que da por hecho que va a comprar piso en los próximos meses. El promedio de esta expectativa en 2017 y en 2018 era del 1,8%.

En el caso de los coches, se detecta «una proporción muy similar a la obtenida en los trimestres precedentes, pero lo cierto es que se va consolidando progresivamente», estabilizándose «un segmento de hogares orientados a dicha inversión». Son el 6%, cuando en diciembre eran el 5,8%.

A modo de resumen, la entidad financiera enfatiza que año ha arrancado mejor, ya que «la valoración del momento de compra» y, sobre todo, de «la realización de grandes compras, muestran una importante mejora».