El Tribunal Supremo contará a partir de ahora con un experto en el Concierto Económico

Isaac Merino, miembro de la Junta Arbitral del Concierto/TELEPRESS
Isaac Merino, miembro de la Junta Arbitral del Concierto / TELEPRESS

Isaac Merino, miembro de la Junta Arbitral, designado magistrado de la Sala de lo Contencioso Administrativo

Manu Alvarez
MANU ALVAREZ

El Consejo General del Poder Judicial anunció ayer el nombramiento del catedrático de Derecho Tributario y Administrativo de la Universidad del País Vasco, Isaac Merino Jara, como nuevo magistrado de la Sala Tercera del Tribunal Supremo, la que atiende los asuntos contencioso administrativos. La designación permitirá, al menos, que en el alto tribunal haya un auténtico experto en el Concierto Económico y especialmente en su aplicación en la vertiente tributaria, ya que Merino Jara ha dedicado buena parte de sus últimos años de profesión a esta materia.

Además de la cátedra, que ocupaba desde 2004, también ha pertenecido durante los últimos once años a la Junta Arbitral del Concierto. Un organismo formado por tres expertos en la materia, que son los encargados de emitir un dictamen cuando surgen discrepancias entre la Administración central y las diputaciones sobre algún contribuyente concreto. Esta junta ha intervenido en casos relevantes, como la disputa entre las haciendas central y vasca en 2011 en torno al destino de 435 millones de euros abonados por la multinacional británica Rover, que distribuía desde Álava los vehículos que importaba de Reino Unido. Isaac Merino fue propuesto por el Gobierno vasco como miembro de este organismo.

En los ámbitos jurídicos está considerado un gran experto en cuestiones tributarias, al tiempo que ha cosechado fama de ser «muy neutral» en la vertiente política, lo que ha permitido que su interpretación del Concierto Económico vasco se haya basado siempre en criterios técnicos y no ideológicos. Su llegada al Supremo, estiman las mismas fuentes, llenará un gran vacío en el alto tribunal porque la Administración vasca se ha quejado en no pocas ocasiones de las interpretaciones «restrictivas» que sus magistrados han hecho en torno al Concierto y la legislación que se deriva del mismo. El caso más sonado fue una sentencia de 2007 que anulaba buena parte de la normativa del Impuesto de Sociedades que se aplicaba en Euskadi en aquel momento, tras argumentar que las Juntas Generales apenas tenían competencias para modificar la regulación estatal de este tributo. En la práctica, la sentencia venía a decir que las diputaciones deberían contentarse con copiar la legislación del Estado en esta materia. La discusión llegó hasta el Tribunal de Luxemburgo, la Corte de la Unión Europea, que no dudó en dar un varapalo al Supremo para aclarar que las Juntas Generales de Bizkaia, Álava y Gipuzkoa podían -como así ha ocurrido desde entonces- aprobar una normativa fiscal diferenciada a la del Gobierno central en la tributación de las empresas y, también, en el IRPF.

Con experiencia judicial

Isaac Merino llega al Supremo por el turno reservado a «juristas de reconocido prestigio» y con un amplio apoyo. De los 21 votos posibles en el Consejo General del Poder Judicial, su candidatura recibió trece. Pese a que su principal dedicación ha estado ligada a la docencia y a la Universidad -antes de ser catedrático en el País Vasco lo fue en Extremadura, comunidad en la que nació-, lo cierto es que cuenta con experiencia en el terreno judicial. Y ello es debido a que ya entre los años 1995 y 2004 actuó como magistrado suplente en la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos