Un IVA superreducido para la electricidad permitiría ahorrar 113 euros al año

Un IVA superreducido para la electricidad permitiría ahorrar 113 euros al año

Una familia 'tipo' pagaría casi 10 euros menos al mes con un gravamen del 4% sobre el recibo de la luz

JORGE MURCIA

La pregunta es recurrente: ¿por qué un bien básico como la electricidad está gravado con el tipo normal de IVA? ¿Es menos necesaria que otros productos como determinados alimentos, medicamentos, o los libros, periódicos y revistas, a los que se le aplica un 4% de impuesto? La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha vuelto a pedir al Gobierno que se forme en las próximas semanas que revise la fiscalidad del suministro eléctrico. Y lo ha hecho aprovechando la ola surgida en Portugal, que ha bajado el impuesto sobre la electricidad del tipo general al reducido del 6%.

Eso sí, la rebaja aprobada en el país vecino es bastante poco significativa, ya que se aplica sobre la parte fija del recibo eléctrico. Eso se traduce en un ahorro de menos de 10 euros de media al año, según Deco Proteste, la principal asociación que defiende los intereses de los consumidores en Portugal. Además, sólo beneficiará a la mitad de las familias portuguesas, ya que se aplicará a los clientes con una potencia contratada de hasta 3,45 kilovatios.

¿Qué pasaría si en España la electricidad pasara de gravarse del tipo normal del 21% a uno reducido (10%) o superreducido (4%)? En el primero de los casos, el ahorro medio sería de aproximadamente de poco más de 6 euros al mes, unos 73 al año. El cálculo se realiza partiendo del recibo de una familia 'tipo': con dos hijos, una potencia contratada de 4,4 kilovatios y 3.900 kilovatios a la hora de consumo anual (unos 325 al mes).

La factura para esa familia alcanzó el pasado mes de abril 67,12 euros, según la calculadora de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Hablamos, en todo caso, de la tarifa regulada (PVPC). El ahorro sería sustancialmente superior al de Portugal por una sencilla razón: en el país vecino ese tipo reducido se aplica sólo sobre la parte fija del recibo (la que viene determinada por la potencia contratada), mientras que en España la rebaja del IVA se aplicaría sobre todos los conceptos de la factura. En el caso de que se optara por imponer el IVA superreducido, del 4%, el ahorro ascendería a casi 10 euros mensuales, 113 al año.

España es el país que aplica el IVA más elevado de entre las cinco primeras economías del continente. Alemania impone un 19%, Italia un 10%, y Reino Unido sólo un 5%. Francia, por su parte, aplica un 5,5% al término fijo y un 20% sobre el variable. El IVA español es tres puntos superior a la media de los países de la Unión Europea, establecida en el 18%.

Doble imposición sobre la luz

Se da la circunstancia de que España trata la electricidad como un bien 'especial', puesto que hace recaer sobre este producto una doble imposición: en primer lugar, la del Impuesto sobre la Electricidad, que es del 5,11% y se aplica sobre la parte fija del recibo y la del consumo. Por tanto, contribuye a engordar la base imponible del IVA, que grava todos los conceptos de la factura. Ese tratamiento fiscal sólo lo padecen otros nueve productos, como los carburantes, las bebidas alcohólicas y los vehículos.

El Impuesto sobre la Electricidad representa unos ingresos para las arcas del Estado de casi 1.300 millones de euros al año. En el caso del IVA son unos 8.400 millones.