¿Robots colaborativos o caballos de Troya?

¿Robots colaborativos o caballos de Troya?
AFP

Un estudio de dos empresas alavesas pone de relieve que la mayor parte de los 'cobots' utilizados en la industria están indefensos ante los ciberataques

Jorge Murcia
JORGE MURCIA

Los robots colaborativos ('cobots') están presentes en múltiples procesos de fabricación industrial, aunque también empiezan a proliferar en otros sectores profesionales, como la cocina. Sin embargo, estos dispositivos, imprescindibles en el desarrollo de la Industria 4.0, pueden convertirse en involuntarios caballos de Troya que porten en su interior graves amenazas para la seguridad de las empresas. Dos empresas alavesas, Acutronic Robotics y Alias Robotics (especializadas en robótica y ciberseguridad respectivamente) han concluido que los 'cobots' incluyen aún «numerosas vulnerabilidades, algunas de ellas críticas» que podrían representar importantes amenazas a los clientes finales si no se atajan a tiempo.

Ambas compañías han colaborado en un estudio que permitía a la segunda de ellas realizar un análisis en profundidad de un robot diseñado por la primera. Concretamente, Alias Robotics calibraría la seguridad de MARA, el primer brazo robótico colaborativo y modular que se fabrica en España. Eso significa que está capacitado para realizar diferentes tareas en el ámbito industrial y en el académico. La diferencia respecto a otros robots industriales reside, según el CEO de la compañía, Víctor Mayoral, en su modularidad. «Está compuesto por diferentes piezas, como un Lego», de forma que se pueden intercambiar motores, pinzas o mecanismos de sujección.

Acutronic Robotics decidió someter a su producto a un análisis en profundidad antes de comenzar el envío a clientes de todo el mundo. El estudio realizado por Alias Robotics reveló «múltiples debilidades, hasta 27», señalan ambas compañías en un comunicado conjunto. Dos de ellas han sido catalogadas como «críticas», y otras seis presentan «un alto grado de severidad». Amenazas que, por su tipología, «muy probablemente son compartidas por todos los brazos robóticos del mercado y que, por tanto, ponen en duda la seguridad de estos dispositivos», añaden.

Acutronic ha reaccionado con la implantación «inmediata» de mejoras de seguridad en el dispositivo antes de su comercialización definitiva. Y, «dando un paso más allá», ha hecho público un 'Modelo de Amenaza' para MARA. Es decir, una representación de los aspectos que afectan a la seguridad de un robot en una aplicación en particular. Se trata, en definitiva, de un «escudo de seguridad» que protege al 'cobot'. De sta forma, sostiene la 'startup' alavesa, «las primeras unidades de MARA, ahora protegidas como ningún otro brazo colaborativo en el mercado, se enviarán a los primeros clientes en las próximas semanas».

Robots «totalmente inseguros»

Los responsables de Alias Robotics -elegida el pasado año como una de las 100 mejores 'startups' del mundo- destacan que Acutronic ha sido la primera firma en permitir la publicación del resultado de uno de sus análisis. Pero que la mayor parte de los robots colaborativos que existen en el mercado «son totalmente inseguros». Y, lo que es peor, «a la mayoría de los fabricantes simplemente no les importa». El pasado mes de enero lanzaron una herramienta para buscar robots susceptibles de ser 'hackeados' conectados a internet. Y, aseguran, consiguieron demostrar «cómo es posible encontrar más de cien robots vulnerables en pocas horas». Por eso David Mayoral avisa de que «a medida que los robots se vayan introduciendo en los espacios de trabajo conjuntos humano-robot, prevemos catástrofes».