El resurgir de las OPEs impulsa el negocio editorial

El resurgir de las OPEs impulsa el negocio editorial
JORDI ALEMANY

Las editoriales especializadas multiplican su facturación, aunque las librerías vascas apenas notan un relevante aumento de ventas

Jorge Murcia
JORGE MURCIA

La crisis económica congeló casi de golpe las Ofertas Públicas de Empleo (OPEs) en prácticamente toda España, y de paso también el negocio de las editoriales especializadas en temarios de oposiciones. El progresivo despertar de las convocatorias de empleo público en los últimos años ha reavivado el pulso de muchas editoriales, aunque los libreros vascos se quejan de que ellos no se han beneficiado en la misma medida de ese nuevo escenario. «Cada vez se vende menos, porque antes los temarios los sacaban sólo las editoriales. Pero ahora hay sindicatos que los distribuyen. También hay mucho tema de fotocopias, apuntes, descargas digitales… Así es muy complicado vender», lamenta Gonzalo Villate, presidente de los libreros de Álava.

Las librerías siguen siendo el principal canal de distribución que utilizan las editoriales para llegar a los opositores a un empleo público. Pero ya no lo es tanto. «Nuestro cliente final es el opositor. Y, además de por las librerías, llegamos a él a través de academias, sindicatos, o en nuestra web, si no quieren pasar físicamente por la librería», explica Manuel Gutiérrez, de Rodio Ediciones. Una editorial con sede en Andalucía pero que prepara temarios para OPEs de todo el Estado. Por ejemplo, ha lanzado material para oposiciones a la Ertzaintza y Osakidetza, dos de los principales entes convocantes de empleo público en Euskadi en los últimos años.

Rodio nació en 2014 de las cenizas de una editorial especializada que fue laminada por la crisis. Dicen que desde entonces, y al calor del resurgir de las OPEs, han aumentado su facturación a razón de un 25% anual. Gutiérrez admite que las vías para acceder a temarios de oposiciones se han multiplicado. «Hay organismos que facilitan manuales de manera altruista. Pero es complicado que ese contenido sea muy bueno. Porque elaborar un temario de oposiciones no es fácil. Es muy costoso. Y lo más difícil es actualizar el temario», añade. Para incentivar las ventas de sus manuales, han añadido un código QR a los libros con el que acceder a actualizaciones de los temarios.

MAD es una de las editoriales más potentes del sector. Integrada en el grupo 7Editores, lleva 35 años surtiendo material para oposiciones de todos los rincones de España. Es una habitual en los manuales que utilizan los aspirantes a trabajar en Osakiteza o la Ertzaintza. Su último trabajo en el ámbito vasco ha sido para la OPE de administrativos de la Diputación Foral de Bizkaia. Su portavoz, Cristina García, admite que «la oferta de estabilización que marcó el Gobierno ha hecho que este año sea muy bueno para las oposiciones». Aunque las librerías «son un cliente al que tenemos muy bien cuidado», también venden material a través de su página web, además de trabajar con academias y ofrecer cursos 'online'.

La editorial CEP elabora material para Osakidetza y otras instancias públicas como las diputaciones de Bizkaia y Álava. «Y como además un opositor a cuerpos como Administrativo o Auxiliar de Enfermería puede optar a un puesto de trabajo dentro de cualquiera de los órganos convocantes del País Vasco, también elaboramos material transversal, porque detectamos que es una preocupación creciente: a mayor competencia, mayor preparación en demanda de cara a las pruebas», dice Ana Moyano, responsable de marketing. Moyano se congratula porque en este 2018 «se ha dado la mayor oferta de empleo público en muchos años, lo que significa que nuestro volumen de trabajo se ha multiplicado». CEP distribuye sus contenidos a través de librerías 'partner' vascas, aunque «también trabajamos con grandes sindicatos, incluido ELA, surtiéndoles de material específico para la preparación, además de con importantes Centros de Formación de todo Euskadi».

Mejora insuficiente

Kepa Torrealdai, presidente de la asociación de libreros de Bizkaia y la Federación de Asociaciones de Libreros de Euskadi, sostiene que la situación ha mejorado en paralelo al regreso de las OPEs. «Pero hasta hace 14-15 años casi todo lo que se publicaba se vendía, porque había poco acceso al sumario. Pero las ventas han bajado ya sea porque las administraciones sacan publicaciones, los sindicatos también facilitan temarios, porque mucha gente funciona con fotocopias, imprime archivos…», matiza.

Ana Melgar, de la librería jurídica Disjurex, en Bilbao, admite que sí ha notado un cierto incremento en las ventas de material para oposiciones. «Pero nada significativo. No, desde luego, en proporción a lo que han aumentado las convocatorias de empleo. Porque mucha gente se prepara los temarios a través del BOE, o se lo descargan, se prestan apuntes...», cuenta.