Regreso al pasado

Regreso al pasado
JON BILBAODirector del Área Jurídico Laboral de Confebask

Y es que se veía venir. Cuando ha llegado la fecha de entrada en vigor de la obligación de registro horario es cuando han salido los problemas; a montones y todos a la vez.

Tampoco debiera extrañar. Se trata del resultado de elaborar una norma de cumplimiento general e indiscriminado para resolver un problema de exceso de jornada bastante acotado a determinados ámbitos. La Administración no ha evaluado suficientemente el enorme trastorno que genera a empresas y sectores productivos, máxime cuando se establece un plazo de implantación tan corto como el de dos meses. Habría sido preferible una regulación más progresiva, que hubiera dado tiempo para identificar sus dificultades de aplicación y soluciones más operativas.

En todo caso, la mayor preocupación en los entornos empresariales se presenta a medio y largo plazo. El avance inexorable de la tecnología diluye tanto el lugar como el tiempo de trabajo. Todos llevamos con nosotros dispositivos que nos permiten trabajar desde cualquier sitio y en cualquier momento. Esta circunstancia puede, claro está, tener efectos negativos, pero también los tiene extraordinariamente positivos cuando se trata de gestionar nuestro propio tiempo, el laboral y el personal, como nos resulte más conveniente.

Pues bien, las tendencias más modernas en la gestión de personas integran ya esta dinámica buscando que cada uno pueda disponer de mayor flexibilidad y autonomía para gestionar su desempeño profesional, reforzando aspectos como la confianza y el compromiso. Ahora, la obligación de registro horario generalizado parece que nos retrotrae a los tiempos de la tarjeta de fichar que creíamos superados.

Las empresas son conscientes de que las normas están para cumplirse. También las que compartimos menos. Simplemente esperamos que su desarrollo reglamentario y, especialmente, una colaboración intensa con las instituciones públicas haga posible una aplicación eficiente, racional y progresiva de esta norma.