Razones por las que irse o quedarse en una empresa

Razones por las que irse o quedarse en una empresa

El salario es la principal razón para escoger una oferta de empleo, pero ganan puntos factores como la conciliación, la estabilidad laboral y el buen ambiente en el lugar de trabajo

IRATXE BERNAL

Poco a poco, la conciliación gana terreno y se consolida como factor clave a la hora de elegir dónde trabajar. Aunque los números siguen mandando y el salario es el dato determinante en la mayoría de los casos, la posibilidad de compaginar mejor la actividad laboral con vida personal es cada vez más valorada por los trabajadores españoles. Así lo aseguran las conclusiones del décimo informe realizado por la empresa de recursos humanos Randstad para determinar cuáles son los factores más valorados por los españoles a la hora de, si fuera posible, escoger un empleo.

El informe, elaborado anualmente en 32 países, realiza en España casi 11.000 encuestas a estudiantes y personas en diferente situación laboral en edades comprendidas entre los 18 y 65 años y de ambos sexos. Casi en paridad; el 51% de los encuestados son varones y el 49%, mujeres. De sus respuestas se concluye que la retribución es el elemento clave para aceptar una oferta de trabajo, pero con un liderazgo cada vez más cuestionado por factores como la conciliación, la estabilidad laboral y el buen ambiente en el lugar de trabajo. El 62% de los encuestados (un punto menos que el año pasado) sigue diciendo que el salario y otros beneficios económicos serían lo más valorado al estudiar una oferta de empleo, pero el 55% de ellos también incluye ya la conciliación como un factor igualmente determinante.

Es decir, que a medida que hemos ido dejando atrás la crisis y se ha ido recuperando el mercado laboral, la conciliación se ha posicionado como la segunda gran demanda de los trabajadores españoles. Así, por orden de importancia, los principales motivos argumentados por los españoles para permanecer en una empresa son gozar de un salario atractivo y beneficios sociales, contar con una buena política de conciliación laboral-personal, disfrutar de estabilidad laboral, desarrollar su actividad en un ambiente de trabajo agradable y, por último, realizar una labor interesante.

Razones para cambiar de empresa

Un buen salario y la posibilidad de conciliar vuelven a aparecer en el listado al preguntarles por las razones por las que abandonarían una empresa. Pero en esta ocasión también se da importancia a factores ligados a la posibilidad de disfrutar de oportunidades de desarrollo profesional (segunda razón argumentada para cambiar de trabajo, por delante de la conciliación) y al reconocimiento a su labor. Ambos listados se cierran con una misma razón; el interés (o desinterés) personal por la tarea encomendada en la empresa.

El informe 'Randstad Employer Brand Research 2019' también analiza el desajuste entre lo que buscan los profesionales en las empresas y cómo éstas responden a sus expectativas. Según el estudio, un salario atractivo con beneficios sociales, una buena conciliación y la seguridad laboral, son los aspectos que más deseados pero menos logrados.

Las preferencias, cuestión de edad

Randstad también ha tenido en cuenta la edad de los encuestados para llevar a cabo este estudio, ya que, «aunque el salario y la conciliación son los factores más escogidos en todos los grupos de edad, hay ciertas diferencias significativas». Por ejemplo, el segmento más joven, de entre 18 y 24 años, es el que más valora aspectos como las posibilidades de formación y los aspectos reputacionales de la empresa, como su aportación a la sociedad, la diversión y la inclusión. Por su parte, cerca de la mitad (48%) de los 'millenials' –profesionales entre 25 y 34 años-, valoran como fundamental que la empresa ofrezca un ambiente de trabajo agradable.

Los empleados de entre 35 y 54 años, generalmente con mayores responsabilidades familiares, valoran como prioridad a la hora de elegir su lugar de trabajo que este ofrezca conciliación familiar y profesional de una manera más decidida (en un 60%) que sus compañeros de otras edades. La generación de profesionales de entre 55 y 64 años, por su parte, da más prioridad que el resto de edades (53%) al hecho de que su puesto garantice un alto nivel de seguridad laboral.

La edad también se nota en el tipo de empresa en la se querría trabajar. Los más jóvenes, quienes tienen entre 18 y 24 años, optan por pequeñas y medianas empresas; los que ya cuentan con un poco más de trayectoria y cuentan entre 24 y 34 años aseguran que lo ideal sería emprender y trabajar para ellos mismos; los trabajadores en el siguiente tramo de edad optan por entidades sin ánimo de lucro o de servicio público; por último, los mayores de 55 años y afrontan sus últimos años de actividad laboral no manifiestan ningún tipo de preferencia.

Empresas más valoradas

Para realizar la encuesta a cada uno de los participantes se le presentaron 30 posibles empresas en las que trabajar, aunque únicamente debían valorar aquellas que conocían. Éstas debían ser puntuadas en función de su salud financiera, donde las más más valoradas fueron Amazon, Coca Cola, Mercadona; de su adaptación a las últimas tecnologías (HP, Huawei y Sony), buena reputación (Mercedes-Benz, BSH Bosch y Nestlé), estabilidad laboral (Correos, Bayer y Nestlé), oportunidades desarrollo profesional (IBM Oracle HP Inc), aportación a la sociedad (Calidad Pascual, Ebro Foods y Compass group), atractivo de su actividad (IBM, Aernnova y Sony), ambiente de trabajo agradable (Marriott International, Calidad Pascual y Nestlé), políticas de conciliación laboral-personal (Correos, Ibermática y Compass group) y salario o beneficios sociales (IBM, Pfizer y Mercedes-Benz).

Temas

Paro