Las mejores empresas para trabajar según sus empleados

Las mejores empresas para trabajar según sus empleados

Mapfre encabeza la lista de grandes compañías que inspiran un mayor grado de confianza a sus trabajadores, según el Ranking Best Workplaces 2019

Jorge Murcia
JORGE MURCIA

El salario importa, pero no lo es todo, a la hora de sentir que uno está a gusto trabajando en una empresa. Variables como la confianza en los que mandan, el orgullo de pertenecer a una compañía, la satisfacción con la labor que se desempeña y el ambiente de camaradería entre las personas que conforman el equipo, definen también a un excelente lugar para trabajar. Por eso, y porque cada vez son más los aspirantes a un puesto de trabajo que se interesan por algo distinto a la nómina que van a cobrar a fin de mes, las empresas se esmeran por ofrecer beneficios añadidos menos tangibles, pero tanto o más valiosos que el dinero.

La consultora Great Place To Work elabora todos los años un listado de las mejores empresas para trabajar, a partir de una macroencuesta realizada a trabajadores y directivos de cientos de compañías. El Ranking Best Workplaces 2019 se ha elaborado a partir de la opinión de casi 400.000 empleados de las 328 empresas que han querido participar en el estudio. La metodología empleada para confeccionar la lista analiza la confianza existente dentro de la empresa a partir de dos indicadores.

Uno es el Índice de Confianza Trust Index, que recoge la visión de los empleados, y tiene un peso del 66% en el resultado final. El otro es la Auditoría de Cultura, que supone el tercio restante de la puntuación. Se lleva a cabo con la Dirección y Recursos Humanos de las empresas para recoger las políticas y prácticas que se desarrollan a la hora de crear un «excelente» lugar de trabajo que, además, esté alineado con los objetivos de negocio.

La clasificación diferencia entre tipos de empresa según el número de empleados. Entre aquellas que emplean a más de 5.000 trabajadores, Mapfre (10.947 empleados) es la más valorada. Le sigue Ikea España (7.442 trabajadores) y en tercer lugar se sitúa Atento España, la única empresa de servicios de relación con clientes incluida en la lista, y que opera como 'call center' subcontratado para Telefónica.

Paradójicamente, Atento se enfrenta estos días a huelgas en algunos de sus centros, como el de León, cuyos trabajadores protestan porque están obligados a conseguir unos objetivos para Telefónica «absolutamente inalcanzables». Además, hace dos años recibió un 'toque' por parte de la Audiencia Nacional, que afeó que modificara «de mala fe» la jornada laboral de sus trabajadores.

De entre las compañías entre 500 empleados y 5.000, la más valorada es la farmacéutica Lilly (con 5.000 empleados), seguida de Mars España, firma dedicada a la alimentación y bebidas con 767 trabajadores a su cargo. En tercer lugar aparece la empresa de Recursos Humanos Randstand. Otra empresa del ramo (Adecco Group) ocupa la sexta plaza del ranking, que incluye a varias compañías de seguros como Admiral (cuarta), Reale (séptima) y DKV (en octavo lugar). En el 'top ten' también figuran una biofarmacéutica (AbbVie, en quinto lugar), otra empresa de alimentación y bebidas (Calidad Pascual, novena) y una consultora inmobiliaria (CBRE, en décima posición).

Un tercer grupo es el formado por las empresas que emplean entre 50 y 500 trabajadores. Las dos más valoradas son las tecnológicas Cisco Systems y SAS Institute. En tercer lugar figura Ecoembes, organización sin ánimo de lucro dedicada al reciclaje de envases. La cuarta es Voxel Group, fintech especializada en los pagos B2B (de empresa a empresa), la facturación electrónica y la tecnología de recuperación de IVA. Entre las cinco primeras se sitúa también la farmacéutica Sandoz.

La perspectiva femenina

El estudio también ha pulsado la opinión de las mujeres, que conforman algo más de la mitad de todas las personas que trabajan en las empresas del Ranking Best Workplaces 2019. En concreto, se les preguntaba sobre su opinión acerca de cinco materias que sirven para medir el grado de igualdad que alcanzan las compañías para las que trabajan: discriminación por sexo, desarrollo profesional, conciliación y flexibilidad, orgullo de pertenencia y por último, la imparcialidad y el conocimiento.

En cuanto a la primera variable, el 84% de las encuestadas aseguraban ser tratadas de una forma justa. Un porcentaje que los autores del estudio consideran «muy elevado», pero que aún así es inferior al 91% de los hombres. En lo que se refiere al desarrollo profesional, el 70% de las mujeres sostiene que se les ofrece formación u otras formas de desarrollo para crecer profesionalmente. Este dato es un 2% más bajo respecto a lo que declaran los hombres.

Por otro lado, ocho de cada diez trabajadoras dice tener flexibilidad horaria y disponer de tiempo de trabajo para asuntos personales cuando lo necesitan, frente al 84% de los hombres. En el apartado de 'orgullo de pertenencia', prácticamente el mismo número de hombres y mujeres (el 83%) desean trabajar en la empresa durante muchos años. Donde más diferencias (de hasta 19 puntos) se encuentran entre hombres y mujeres es en la imparcialidad. Es decir, la gestión de los favoritismos por parte de los managers y el reconocimiento.