Por qué leer 'Gobernanza para un sistema energético sostenible'

Por qué leer 'Gobernanza para un sistema energético sostenible'

IÑIGO ANSOLADirector general del Ente Vasco de la Energía

La energía se encuentra en un momento de encrucijada. Encrucijada compleja, poliédrica y ante todo, apasionante. No hay ningún país de nuestro entorno que no se haya planteado una seria reflexión estratégica sobre sus fuentes de energía, la conveniencia de mantenerlas, la complejidad que conllevan los cambios y los horizontes temporales para poder tener un punto de referencia en el logro de los objetivos. Es lo que se ha venido a llamar transición energética, un proceso que, sin esta denominación, ya había iniciado su camino en Euskadi hace ya 36 años, cuando un incipiente Gobierno vasco creó el Ente Vasco de la Energía, el EVE, la herramienta pública para transformar el panorama energético de Euskadi.

No en vano, en la década de los 70, el sistema energético vasco se caracterizaba por una alta ineficacia en el consumo y una endémica dependencia del petróleo y del carbón, algo que lastraba considerablemente la competitividad de la empresa vasca y que generaba una inseguridad en el suministro.

Desde los 80, con las directrices del Gobierno vasco y el EVE como herramienta, se empieza a transformar este modelo con tres pilares fundamentales en la compleja tarea: la eficiencia en el consumo como prioridad, el impulso de las renovables y la apuesta por el gas como energía para garantizar las necesidades de la industria y el bienestar de la ciudadanía. El butano y sus tradicionales bombonas dan paso en las casas a la red de gas, que también empieza a ser la energía de la industria que va abandonando paulatinamente el carbón y el petróleo, y empiezan a surgir los primeros parques eólicos. Desde entonces, se han ido multiplicando proyectos y apuestas por fuentes más innovadoras, pero avanzadas las décadas, el principal factor que altera todos los escenarios no será, como en los 70-80, los costes energéticos, sino las exigencias medioambientales y la reducción de las emisiones.

Estamos hoy, por lo tanto, ante un nuevo paradigma como es la incorporación del factor de la sostenibilidad en la gestión energética y a ello hay que sumar otros indicadores que explican la dificultad del momento como son los condicionantes geoestratégicos, las inestabilidades internacionales o la situación de algunos países que hasta ahora se englobaban en los llamados «países en desarrollo» que avanzan a gran ritmo hacia nuevos estándares de bienestar, lo que supone más demanda de energía y mayores exigencias de bienestar por parte de su ciudadanía.

Ante tal complejidad, es imprescindible que haya observadores y analistas capaces de mirar la realidad a vista de pájaro y sacar conclusiones, a veces crudas, pero siempre de provecho.

Es lo que nos ofrecen los autores y autoras del libro 'Gobernanza para un sistema energético sostenible', una publicación que ha estado capitaneada por dos veteranos profesores de la UPV/UHU (Gonzalo Molina y Kepa Sodupe) bregados en la gestión y el análisis de la realidad energética, a quienes se les debe mucho del nivel de conocimiento sobre estos temas en Euskadi. La publicación, magnífica en sus aportaciones y análisis, reúne a un extenso grupo de profesionales que exponen su visión de las nuevos escenarios energéticos desde ángulos muy diversos: la seguridad energética, los documentos medioambientales de la ONU, las economías de las renovables, la importancia que va a jugar el gas natural en la transición, el reto del almacenamiento, etc.

Merece la pena introducirse en las aportaciones de este grupo de veinte expertos y expertas para entender la complejidad de la toma de decisiones a la que nos enfrentamos en el ámbito de la energía. Y de paso, comprobar el altísimo nivel de conocimiento y experiencia acumulada que tenemos en el país.

 

Fotos

Vídeos