Por qué leer 'El crash. Tercera fase'

Por qué leer 'El crash. Tercera fase'

José V. Merino
JOSÉ V. MERINO

Dice la solapa promocional de este 'El crash. Tercera fase', que la obra supone que «vuelve al autor...». Y la realidad es que Santiago Niño-Becerra, en esta ocasión en compañía de la periodista y 'conflictóloga' Natàlia Vila, no se ha ido nunca.

En esta ocasión, el mediático economista nos cuenta «cuánta crisis queda por delante, hacia dónde nos lleva y cómo será la nueva estabilidad». Y lo hace porque, a su juicio, «esta crisis no nos la han contado bien». Se trata, dice, de «una crisis sistémica» que traerá consigo «un cambio de modelo económico enorme». Hasta el punto de que, cuando llegue por fin una nueva época de estabilidad y la crisis termine, «el mundo no será reconocible».

Niño-Becerra, dice su editor, «se ha caracterizado siempre por dos virtudes: la sencillez pedagógica de sus explicaciones y la negativa a edulcorar la verdad». Y en ello se emplea a fondo en esta obra, que apenas lleva una semanas en las librerías.

Todo es interesante, pero conviene detenerse en las últimas páginas, donde se dibuja adónde vamos y adónde llegaremos. Y ahí se plantean preguntas. Inquietantes en muchos casos. Por ejemplo, '¿cuántas personas estarán preparadas para aceptar unos cambios tan radicales que se producirán en un tiempo tan breve?'. O '¿cuánta gente podrá convivir con ellos?'.

Quien quiera tener algunas pinceladas de todo ello, debe detener lo que esté haciendo, hacerse con el libro y no parar hasta terminarlo.