Por qué leer 'El arte de premiar para motivar'

Por qué leer 'El arte de premiar para motivar'

IZASKUN UNZAINCoach ejecutiva certificada

'G.E.R. Gestión Eficaz de Recompensas. El arte de premiar para motivar', de Paco Muro, es un libro recién horneado de manos de un empresario y conferenciante especializado en liderazgo, comportamiento empresarial y directivo, presidente de la compañía Otto Walter International, que también ha desarrollado una intensa labor como investigador y que en sus líneas demuestra poner una particular sensibilidad hacia las personas.

De primeras, al comenzar el libro, sabiendo de su carrera destacada, siendo considerado como uno de los principales autores de best-sellers sobre gestión empresarial de España, con repercusión nacional e internacional, te hace partir de tu 'mapa' y pensar 'Bueno… vamos a ver qué nos encontramos… ¿será más de lo mismo? … ¿a qué se referirá exactamente con esto de las recompensas?...'

Y tras leerlo, puedo afirmar que es lo mismo o quizá parecido en cuanto a temas tratados previamente por otros autores en la gestión de equipos y personas, pero ganando muchos puntos a medida de ir avanzando en la lectura: por su buena argumentación desde la narración ágil mezclada con numerosos ejemplos que mantienen alerta y ávido al lector en todo momento, por la claridad de ideas, por la experiencia latente y una marcada estructura. Simplemente, extraordinario.

Reconozco que he descubierto a un autor que sabe bien de lo que habla, que tiene muchas horas de vuelo y que no solo es conocimiento lo que atesora entre sus tablas. Simplemente extraordinario.

De trasfondo huele a Coaching por las preguntas abiertas bien organizadas, por el plan de acción final del método y por la mirada del 'cómo conseguir objetivos' desde el acompañar, desde el generar espacios de superación, de aprendizaje y mejora continua. Basada en este caso en un añadido, en un sistema de 'recompensas', que yo traduciría bajo mi experiencia e idioma habitual con los clientes, en un reconocimiento a veces cuantitativo y otras cualitativo que va más allá del sueldo y de los resultados; que aun siendo a veces monetario, es un sueldo sumamente emocional.

He de añadir que veo también consultoría y mentoría por todos sus poros. Disciplinas que bien combinadas y articuladas con el Coaching en empresas y organizaciones, pueden ser muy potentes y clave del éxito de los equipos y del liderazgo.

Bien estructurado en cuanto a los fundamentos del GER y en cuanto a qué preguntarse para que el sistema de recompensas funcione en una empresa. ¿Cómo puedo recompensar? ¿Qué herramientas y recursos hay y tengo para premiar el buen comportamiento? ¿En su empresa a quién se recompensa, a los directos o a los vueltas? (esta parte tiene su miga, que invito a leerla). Y esta que me encanta y me atrevo a poner las mayúsculas:

¿CÓMO PODEMOS HACERLO TODO BIEN DESDE EL PRINCIPIO?

Y detrás un ejemplo que no necesita explicación: «Durante la Segunda Guerra Mundial, el ejército estadounidense descubrió que los paracaídas fallaban en un 5% de los saltos. Evidentemente, en este asunto el margen de error debía ser 'cero defectos'. ¿Cómo podía alguien decirles a los paracaidistas: 'No se preocupen, la mayoría sí se abren'?» El problema se solucionó disponiendo que los plegadores de paracaídas y los verificadores saltaran de vez en cuando desde un avión sin previo aviso con uno de sus paracaídas, elegido al azar. ¡La calidad de plegado mejoró drásticamente al 100%!

Es en la parte del plan de acción del GER donde añadiría, con su permiso, algunos detalles para enriquecerlo; por ejemplo, que además de concretar los planes de acción, de determinar las recompensas motivantes a aplicar, se tenga muy en cuenta el tiempo estimado de realización, el compromiso por parte de quien asume el ejercicio del mismo y sobre todo que sea realista y alcanzable, para evitar frustraciones futuras.

Por otro lado, me quedo en la retina con algunas frases, que invitan a la reflexión, tales como:

«Si se da una vez un premio sin matizar bien el porqué, sin cuidar las explicaciones necesarias, es más que probable que la próxima vez se espere eso y más. Y el efecto positivo de lo dado hoy se convertirá en la semilla del disgusto de mañana

«Felicitar es una herramienta de precisión. Eso sí, hay que usar bien esta herramienta para no malgastarla.»

«Todos juntos cumpliendo, alcanzamos los mejores resultados».

«Premie la eficacia silenciosa, no las bisagras ruidosas».

Mi consejo, tras la lectura y disfrute…

¡Pídanse un ejemplar para estas próximas navidades!

Temas

España

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos