Jóvenes proyectos empresariales en busca de empujón financiero

Juan Antonio Martínez, CEO de DNActive, expone su proyecto a potenciales inversores./
Juan Antonio Martínez, CEO de DNActive, expone su proyecto a potenciales inversores.

EL CORREO asiste a un encuentro de Crecer +, iniciativa de Orkestra en la que emprendedores exponen su plan de negocio a inversores dispuestos a arriesgar parte de su capital

Jorge Murcia
JORGE MURCIA

Cuentan de inicio con poco más de 20 minutos para convencer a un grupo de posibles inversores de que la suya es una idea empresarial con futuro. Después, en el transcurso de un coffee-break, ambas partes tendrán la posibilidad de intercambiar más impresiones en breves encuentros bilaterales. Así funcionan los foros de Crecer+, una iniciativa del Instituto Vasco de Competitividad (Orkestra) que trata de casar las buenas iniciativas empresariales con inversores dispuestos a arriesgar parte de su capital. EL CORREO asistió al más reciente, protagonizado por tres proyectos en busca de un empujón que les permita afianzarse en el mercado.

Dos de ellos apenas han echado a andar, mientras que un tercero presenta una trayectoria más dilatada. El primero en abrir fuego fue Markel Urretabizkaia, CEO de Rentaltic, una central de reservas desde la que las pequeñas empresas de alquiler de vehículos pueden gestionar todo lo relativo a su negocio de forma centralizada. El punto fuerte del producto que ofrece Rentaltic es la «ventaja competitiva» que supone adaptarse a un tipo de usuarios diferentes a los de la competencia, que en su caso son otras plataformas de alquiler, o centrales de reservas de coches y alojamientos.

«Ofrecemos precios mucho más bajos, asequibles para pequeñas empresas, que muchas veces son autónomos con uno o dos vehículos disponibles para alquiler», expone Urretabizkaia, ingeniero informático de formación con un amplio conocimiento del mundo del 'caravaning' que le ha permitido embarcarse en este proyecto. Su aspiración es la de expandir el software a otro tipo de vehículos, como los turismos, o los de carga. Y añadir funcionalidades al 'core' de su negocio, como por ejemplo recomendaciones de precios, o de tipo de flotas que al cliente le conviene tener. El mercado en el que pretenden competir alcanza los 30.000 vehículos.

Como casi todas las empresas participantes en Crecer+, Rentaltic busca una segunda ronda de financiación para dar un impulso al proyecto. En la mayoría de los casos, las ideas nacen gracias a los fondos propios del emprendedor, o los aportados por amigos y familiares. «Para una segunda ronda de financiación, que es en la que se sitúan casi todos los proyectos que acuden a nosotros, suelen requerir entre unos 150.000 y 300.000 euros», explica Nagore Ardanza, responsable de Crecer +.

El segundo proyecto en exponer su idea de negocio es Nanoseed, un nuevo aditivo de altas prestaciones para el cemento. La particularidad del producto es que contiene unas nanopartículas que actúan como aceleradores del fraguado del cemento en etapas tempranas, mejorando sus prestaciones mecánicas. Además, al utilizar residuos industriales como materia prima, «podemos ofrecer un precio mucho más bajo que nuestra competencia, que son empresas como Basf, Mapei o Fosroc», explica Juan Bautista Genua, máximo responsable de la empresa. Nanoseed dirige su producto -en cuya génesis también ha participado Tecnalia- a tres tipos de mercado: el de los morteristas (el cliente final son las empresas comercializadoras de morteros de reparación), el hormigón en obra (constructoras, sobre todo de obra civil) y los prefabricados.

Genua presume ante los inversores del potencial que supone atacar un mercado tan inmenso como el del hormigón (en 2016 se produjeron sólo en Europa 1.224 millones de toneladas). Y subraya que el objetivo de la empresa en los tres primeros años de andadura es llegar a una cuota del 1% de mercado español de aditivos. Nanoseed, que ha patentado su producto en varios países de Europa, necesita fondos para potenciar su actividad comercial, invertir en equipamientos o poder establecer acuerdos comerciales y estratégicos.

Generar algoritmos de interpretación «para conjugar adecuadamente la información genética obtenida y facilitar información útil» es la razón de ser de DNActive, empresa que cuenta ya con tres años de andadura, pero que necesita recursos para la comercialización a gran escala de sus productos, servicios y tratamientos a través del sector sanitario. Las líneas de negocio de DNActive abarca tanto la genómica de consumo (comercialización de productos y servicios relacionados con ámbitos como el deporte, nutrición o cosmética apoyados en los canales farmacéuticos fundamentalmente) como la médica. En este ámbito encajan los 'mapas de salud' que los médicos utilizarían con vistas a establecer riesgos genéticos sobre enfermedades y patologías para su prevención temprana. Además, la empresa genera un software específico que permite a los especialistas médicos disponer de unos datos con los que aplicar un determinado tratamiento.

El examen de los inversores

Los emprendedores se suelen enfrentar a una batería de preguntas por parte de los potenciales inversores, interesados por escarbar en el 'core' del negocio: mercado al que se dirigen, expectativa de rentabilidad, valoración económica de la empresa, etc. Uno de los presentes en el foro es Mayr Alcaine, director de un 'family office', plataformas encargadas de diversificar las inversiones de fortunas familiares. «Normalmente buscamos 'startups' con potencial de crecimiento alto, que compartan una serie de valores, con escalabilidad, un equipo promotor sólido, y con proactividad», explica este 'business angel', que no es la primera vez que acude a Crecer +. «Llevamos cuatro años viniendo a los foros, y hemos invertido en dos proyectos. El primero era un proyecto industrial de reductores de velocidad de hierro fundido. Y el año pasado invertimos en Blackbinder, una empresa que hace 'scroll' de partituras musicales: en lugar de usar papel, utiliza un iPad, y un 'scroll' en lugar de páginas que avanza al ritmo de la música», añade Alcaine.

Los asistentes pueden o no estar interesados en apoyar los proyectos, pero la filosofía de Crecer + va más allá de la captación de fondos. Pasa también por integrar a las jóvenes empresas en el ecosistema de emprendimiento vasco, guiándolas a través de un camino muchas veces fatigoso y facilitando su participación en otros foros, aceleradoras y eventos. Y tratando de aprovechar los beneficios del 'networking' generado en todo el proceso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos