El hormigón vuelve a fraguar en Euskadi

El hormigón vuelve a fraguar en Euskadi

La producción del primer semestre crece un 10% y ratifica la recuperación apuntada en 2017. Pero las empresas se quejan de la competencia desleal y la «insuficiente» obra pública

JORGE MURCIA

El hormigón preparado, la mezcla de arena, grava, agua y cemento que se vierte en los encofrados de las obras, vuelve a fraguar en Euskadi. El sector aplaude un aumento de la producción del 10% en el primer semestre del año. Se confirma así la recuperación apuntada en 2017, cuando las empresas vascas del sector fabricaron 1,21 millones de metros cúbicos. Las cifras del pasado año fueron un 66% inferiores a las de 2007, año en el que la burbuja inmobiliaria aún no se había desinflado y las grúas dominaban el paisaje. Después vinieron los años más duros de la crisis, aunque curiosamente el fondo se tocó cuando ya se llegaba al final del túnel, en 2016, con poco más del millón de metros cúbicos producidos.

La mejora del sector se produce pese a lo que las empresas consideran un insuficiente esfuerzo en inversión pública por parte del Gobierno vasco, y la competencia desleal que llega desde otras comunidades autónomas. «Pedimos que la obra pública se realice con cierta continuidad. Sí que es verdad que se están haciendo algunas, como las del TAV. Pero son muy intensivas y se dan en muy corto plazo de tiempo. Una vez que se finalizan volvemos a la falta de trabajo e infraestructuras que entendemos necesarias», dice Javier Martínez de Zuazo, representante de la delegación vasca de la Asociación Nacional Española de Fabricantes de Hormigón Preparado (Anefhop).

La asociación representa los intereses de 25 empresas, propietarias de 50 de los 75 centros de producción de hormigón armado que hay en Euskadi. La crisis ha reducido de forma inevitable las dimensiones del sector. Pero no tanto como consecuencia del cierre de compañías, sino por el adelgazamiento de plantillas y medios productivos. «Se han tenido que amoldar a las necesidades del mercado. No se ha recurrido tanto a los despidos, sino a la no sustitución de trabajadores. O a la rescisión de contratos con empresas transportistas que llevaban el hormigón hasta la obra», explica Martínez de Zuazo.

Además de por la falta de obra pública, las empresas se quejan también de lo que consideran prácticas desleales que a menudo se producen dentro del sector. Por ejemplo, el hecho de que algunas construcciones públicas «notorias» promuevan la instalación de centrales de producción dentro de la misma obra, y «que muchas veces se instalan sin tramitar permisos ni licencias», denuncia Martínez de Zuazo. Prácticas que el representante vasco de Anefhop atribuye a ciertas empresas constructoras «con la excusa de que hay una demanda importante de hormigón en esa obra, cuando nosotros somos suministradores y tenemos una capacidad de fabricación suficiente para cualquier obra de envergadura».

Hormigón de otras comunidades autónomas

También se quejan de que muchas empresas de la construcción bordean los límites de la legalidad cuando traen el hormigón preparado desde comunidades autónomas limítrofes. ¿Por qué? Porque la legislación exige que desde que se prepara la mezcla hasta que se vierte en los encofrados no pueden transcurrir más de 90 minutos. «Eso hace muy difícil que se pueda traer el hormigón desde lugares que estén a más de una hora de distancia. Porque muchas veces la mezcla llega en ese tiempo a su destino, pero también ocurre con frecuencia que hay que esperar para vertirla, porque hay otro camión en la obra, o por otros motivos. Es un riesgo (desde el punto de vista de la calidad del producto) que corren empresas para posiblemente ahorrarse unos costes», dice Martínez de Zuazo.

No obstante, y tal como señala el presidente del comité de gestión de Anefhop Euskadi, Jon Azpaitia, «la competencia desleal no es la principal inquietud sectorial, porque es un fenómeno cada vez menos frecuente, ya que las administraciones (y en algunos casos los juzgados) suelen ser receptivas ante nuestras denuncias».

 

Fotos

Vídeos