Así funcionan las franquicias de telefonía

Así funcionan las franquicias de telefonía

Cada vez más establecimientos apuestan por combinar la venta de móviles reacondicionados, la reparación y los accesorios

Jorge Murcia
JORGE MURCIA

Francisco Martínez era policía nacional, pero su innata habilidad para reparar teléfonos móviles le abrió las puertas a un entorno laboral completamente distinto al que hasta entonces había conocido. «Empecé a arreglar móviles de amigos. Un día me di cuenta de que no existían tiendas de reparaciones, al margen de las oficiales de las grandes firmas de telefonía, como Movistar o Vodafone, que mandaban los móviles a talleres centralizados y te dejaban dos o tres semanas sin teléfono. A raíz de ello abrí la primera tienda de reparación», comenta este malagueño fundador de Manzana Rota, la mayor franquicia española del sector, que garantiza la reparación de móviles en tan solo un día.

Desde entonces han pasado casi cinco años, y Manzana Rota cuenta ahora con 40 establecimientos en toda España (dos de ellos están localizados en los centros comerciales Carrefour de Bizkaia). El de la reparación de móviles es uno de los nichos de mercado que han dado impulso a las franquicias de telefonía, más allá de la tradicional e hipercompetitiva venta de terminales.

Como asegura Pedro Serna, director de franquicias de Phone House, uno de los principales cambios a los que se ha enfrentado el sector en los últimos años es «el fin de las subvenciones móviles por parte de las operadoras. Actualmente el cliente no quiere contrato de permanencia ni atarse a nadie». Por eso «el operador deja de centrarse en la captación y comienza a hacer fidelización con los clientes. Estos cambios nos hacen introducir nuevos productos y ser más agresivos en las ofertas».

Entre esos nuevos productos, y al margen de la reparación de terminales, está el de la venta de teléfonos reacondicionados. Se trata de aquellos móviles devueltos una vez han sido comprados. No hablamos, por tanto, de teléfonos usados, sino que se han vuelto a poner a la venta después de ser sometidos a un proceso de revisión y, en su caso, de reparación. Por ejemplo, dispositivos usados en exposiciones, demostraciones o pruebas; aquellos que han sido devueltos por contener defectos, o por daños cosméticos en el envío. La venta de este tipo de producto «se ha duplicado en los últimos años, y se sitúa al nivel de la compra de los nuevos terminales», aseguran desde Tormo Franquicias.

Desde esta consultora añaden que «muchas de las franquicias de reparación de teléfonos móviles realizan más de un tercio de la comercialización a través de plataformas 'online' como BackMarket», dedicada a la venta de móviles reacondicionados. «La ventaja de estas franquicias es que ofrecen las mismas garantías de reacondicionamiento de dispositivos que las grandes casas de telefonía, pero a un precio mucho más bajo».

Este tipo de firmas logran captar más clientes cada día «por el mayor espectro de servicios que ofrecen, ya que combinan la venta de móviles reacondicionados con la venta de accesorios y la reparación de los terminales». De esta forma, la franquicia acaba convirtiéndose en «un espacio de confianza para el cliente que acude a solucionar cualquier asunto relacionado con su smartphone».

En España operan actualmente 37 marcas de venta de móviles, que suman 3.107 unidades de negocio. En cuanto a las franquicias de reparación, hay ya 13, con 144 enseñas. Las primeras han alcanzado los 500 millones de euros de la facturación, por 11 las que se dedican a reparar los terminales. Según los datos facilitados por Tormo Franquicias, la inversión media necesaria para abrir una franquicia de venta de móviles es de 29.405 euros, cantidad ligeramente superior a la que requiere un establecimiento de reparación (28.181 euros de media).

Ficha

Enseñas
Operan en el sector 37 enseñas de venta de móviles y 13 de reparación de teléfonos.
Unidades de negocio
Estas enseñas suman 3.107 unidades de negocio, 2.963 las primeras y 144 las segundas.
Facturación
Respecto al nivel de facturación, las franquicias de venta de terminales han alcanzado los 500 millones de euros y las de reparación, 11 millones de euros.
Inversión
Todo ello, realizando una inversión de 87 millones de euros y 4 millones de euros en ascenso, respectivamente.
De media
Estos datos nos dan una facturación media de 182.116 € y una inversión media de 29.405 € para las franquicias de venta de móviles y una facturación e inversión media de 77.901 € y 28.181 € respectivamente, para las franquicias de reparación.
Empleo
En cuanto al volumen de empleo, las franquicias de venta de móviles han generado 11.259 puestos de trabajo y 308 los establecimientos de reparación de dispositivos.