Euskadi concentra casi el 11% del dinero invertido en fondos

Euskadi concentra casi el 11% del dinero invertido en fondos

Los vascos tienen 27.698 millones de euros, el 37% del PIB de la comunidad, depositados en estos instrumentos financieros

JORGE MURCIA

En Euskadi reside aproximadamente el 5% de la población de España, y el peso de su economía sobre el total de la española no llega al 6%. Sin embargo, la comunidad autónoma vasca concentra casi el 11% del dinero invertido en fondos de inversión. Los vascos tenían, a cierre del pasado año, 27.698 millones de euros depositados en estos instrumentos financieros. Una cifra que representa el 37,4% de su PIB, frente al 21,3% de la media nacional. Datos que dejan traslucir una mayor cultura financiera que en otras latitudes del Estado, si por ello se entiende la tendencia a invertir en productos más complejos y de mayor riesgo que los tradicionales como los depósitos y cuentas corrientes.

El 'Observatorio Inverco. Patrimonio y cuentas de partícipes por CCAA y provincias', correspondiente a 2018, ofrece una completa radiografía sobre las inversiones de los españoles en fondos y depósitos. En líneas generales, el estudio constata una ligera reducción patrimonial en los fondos de inversión, paralela a un también tímido incremento en el dinero guardado en depósitos. Y eso que el pasado año se registraron más cuentas de partícipes, «gracias al elevado desarrollo de los servicios de gestión discrecional de carteras de fondos», analizan los autores.

El capital manejado por los fondos de inversión en España ascendía, a cierre de 2018, a 257.477 millones de euros. La reducción patrimonial respecto al año anterior fue de algo más de 5.300 millones de euros (-2%), que los autores del informe achacan «a la volatilidad presente en los mercados financieros durante 2018, y especialmente en la última parte del año». En Euskadi el descenso apenas fue del 0,5%, pese a que aumentó el número de cuentas de partícipes: de 1,15 millones a 1,23.

Se da la circunstancia de que en sólo cinco provincias (Madrid, Barcelona, Bizkaia, Valencia y Gipuzkoa) se concentra más del 50% del ahorro nacional en fondos. Y tres comunidades autónomas (Madrid, Cataluña y Euskadi) acumulan más del 53%. Euskadi figura además en el grupo de seis autonomías en las que estos productos superan la tercera parte de su PIB (las otras son La Rioja, Aragón, Navarra y Castilla y León).

Como consecuencia del mal comportamiento de los mercados financieros durante el pasado año -uno de los peores que se recuerda para la renta variable-, el porcentaje de patrimonio invertido en fondos respecto al de depósitos cayó desde el 23,7% de 2017 al 22,1%. En Euskadi el ratio fue del 35,9% (27.698 millones en fondos por 77.110 millones en depósitos).

Hacia posiciones «más dinámicas»

En cuanto al perfil inversor, en 2018 los partícipes siguieron canalizando sus carteras hacia posiciones más dinámicas. De nuevo Euskadi entra en el grupo de comunidades con mayor patrimonio en renta variable respecto al total invertido en fondos (un 15,6%, sólo superada por Madrid y Cataluña). En el caso vasco el ahorro en fondos se concentra principalmente en productos mixtos globales y de retorno absoluto (41,4%). En este apartado destaca Bizkaia, con un 42,3%. En segundo lugar se colocan los fondos monetarios y de renta fija (el 27%), mientras que los garantizados representan el 16%.

José Luis Manrique, director de Estudios del Observatorio Inverco (asociación que representa a instituciones de inversión colectiva y fondos de pensiones), cree que «a pesar del aumento que han experimentado en los últimos años, los fondos de inversión siguen teniendo recorrido como instrumento catalizador de recursos a la financiación de la economía española». Destaca que «en países como Francia, Reino Unido o Alemania, el patrimonio en fondos supera el 50% de su PIB nacional. En estos países la inversión institucional aporta las tres cuartas partes de la inversión total en fondos, mientras que en España apenas alcanza el 20%».