La CNMV contra las criptomonedas

La CNMV contra las criptomonedas

La Comisión Nacional del Mercado de Valores advierte de que, pese a lo que aseguren algunos promotores para captar fondos, ninguna oferta inicial cuenta con su aprobación

IRATXE BERNAL

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) vuelve a alertar contra el riesgo que supone invertir en criptomonedas o en proyectos que, a rebufo del éxito especulativo del Bitcoin, utilizan la tecnología 'blockchain' para cAptar fondos a partir de 'criptoemisiones'. Esta vez lo hace fijando su atención en sus ofertas iniciales, más conocidas como ICOs por su siglas en ingles ('initial coin offerings'), para subrayar que hasta la fecha no ha aprobado ni un solo folleto informativo «ni ha ejercido facultad alguna de autorización o verificación de ninguna operación de este tipo».

Cuando un desarrollador informático necesita financiación para realizar el lanzamiento de una nueva moneda virtual o servicio basado en el 'blockhain', frecuentemente recurre a una ICO, que vendría a ser algo así como una oferta pública de suscripción (OPS). En ella, en vez de derechos para adquirir acciones, los inversores reciben 'tokens', que son vales representativos de ciertos derechos y es aceptada por el mercado, se podrían canjear por monedas virtuales según los términos de los acuerdos firmados.

Dado que esos 'tokens' se manejan como valores negociables y que, por tanto, el lanzamiento de una criptomoneda puede efectivamente ser muy similar al de una OPS no falta quien, para captar fondos, se aprovecha del relativo conocimiento que algunos pequeños inversores ya tienen de éstas forzando (o falseando) las analogías hablando incluso de folletos informativos y autorizaciones administrativas. Ahí es donde la CNMV ha advertido que en ocasiones se les llega a decir que la ICO cuenta con una supuesta «aprobación tácita o similar» suya. Algo totalmente falso en todos los casos,

Las ICOs no son ofertas públicas

El organismo que preside Sebastián Albella no sólo ha asegurado que aún no ha autorizado ni verificado de ninguna operación de esa naturaleza, sino que además ha recordado que, según la Ley del Mercado de Valores, las ofertas no son públicas y no necesitan un folleto cuando su emisión total es inferior a los cinco millones de euros, se dirigen a menos de 150 inversores minoristas o exigen una inversión mínima de al menos 100.000 euros por cada inversor. Condiciones que no cumplen estos lanzamientos de ICOs.

Es decir, que en los casos en los que sí ha habido contacto entre los promotores de una ICO y la CNMV, la actuación de ésta «se ha limitado a confirmar que la oferta no se considera pública y que, por tanto, la operación no requeriría aprobación de folleto informativo ni quedaría sujeta a verificación ni intervención previa de ningún tipo por parte de la Comisión». Lo que no equivale ni mucho menos a dar un visto bueno, y por lo que el supervisor solicita a estos promotores que «en la documentación que pueda ser entregada a potenciales inversores, se indique que no es un folleto informativo ni ha sido objeto de ningún tipo de revisión por parte de la CNMV ni de ninguna otra autoridad administrativa».

Para acabar, la Comisión Nacional del Mercado de Valores insiste como ya ha hecho en comunicados anteriores (realizados junto al Banco de España) en recordar «la falta de regulación sobre criptomonedas, el carácter transfronterizo del fenómeno, el elevado riesgo de pérdida del capital invertido, los posibles problemas de iliquidez, la volatilidad extrema que puede afectar a este tipo de activos y a la posibilidad de que la información facilitada sea inadecuada».

Motivos por los que pide a los pequeños ahorradores prudencia. «Es esencial que quien decida comprar o invertir en activos de este tipo o similares considere todos los riesgos asociados y valore si tiene la información suficiente para entender lo que se le está ofreciendo», recalca.