Este contenido es exclusivo para suscriptores

Tu suscripción anual por 59,40€ al año. ¡Últimos días! para llevarte un lote de productos Ortiz

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

Empleados al rescate de empresas vascas

Lancor 2000 fue galardonada el viernes con el XXIII premio Marcelo Gangoiti en el acto celebrado en el Centro de Formación Somorrostro./Aintzane Urkijo
Lancor 2000 fue galardonada el viernes con el XXIII premio Marcelo Gangoiti en el acto celebrado en el Centro de Formación Somorrostro. / Aintzane Urkijo

Compañías abocadas al cierre o en proceso de liquidación logran sobrevivir gracias al empeño de sus trabajadores

Jorge Murcia
JORGE MURCIA

El cierre inminente de una empresa no tiene por qué acabar necesariamente en un drama con decenas, cientos o miles de trabajadores en la calle. En no pocas ocasiones han sido precisamente los empleados los que han dado un paso al frente para hacerse con la propiedad e intentar reflotar una compañía que se va al traste por diversos motivos. Puede ser una crisis sectorial, una mala gestión de los dueños, su jubilación… Incluso los temidos concursos de acreedores -lo que antiguamente se conocía como quiebra- suelen acabar en su gran mayoría con la disolución de la empresa. Aunque pocas, hay excepciones.

Temas

Bilbao