Música económica

'No Depression In Heaven', una tierra sin hambre, ni huérfanos, ni viudas

Maybelle, A.P. y Sara Carter, la formación original de The Carter Family./
Maybelle, A.P. y Sara Carter, la formación original de The Carter Family.

The Carter Family pusieron banda sonora a la Gran Depresión con himnos como este, que interpretaba la miseria de la época como un signo del apocalipsis

CARLOS BENITO

En el inabarcable repertorio de The Carter Family, muchas canciones remiten directamente a los padecimientos de la Gran Depresión, la crisis económica que azotó Estados Unidos durante los años 30 del siglo pasado. Incluso, más allá de tratar un asunto que les resultaba inevitable por pura contemporaneidad, hay algo en su actitud que evoca aquellos tiempos de forzosa austeridad: la compostura comedida y tirando a severa de Sara Carter, su prima Maybelle y su marido Alvin Pleasant (conocido como A.P.), extensible también a su manera de afrontar la música, sirve perfectamente como ilustración gráfica de las biografías sacudidas por aquellos tiempos rigurosos. La Carter Family, una de las grandes instituciones de la música norteamericana, preservó la memoria de su época a través de todas aquellas canciones que A.P. iba rastreando por los caminos, los porches, las misas dominicales y las romerías campestres.

'No Depression In Heaven', designada a menudo con el título abreviado de 'No Depression', fue escrita en 1932 por James D. Vaughan, un interesante personaje que figuró entre los pioneros del góspel sureño. Vaughan, vinculado a la Iglesia del Nazareno, se hizo eco en su pieza de la interpretación milenarista que muchos estaban dando a la Gran Depresión, entendida como uno de los signos que servían de antesala al Final de los Tiempos: «Estos son los últimos días, / la Gran Depresión se está extendiendo, / la Palabra de Dios declaró que así sería», plantea la primera estrofa. El núcleo de la canción, grabada por The Carter Family en 1936, es una contraposición entre la miseria y la injusticia de este mundo material y la felicidad que nos deparará la salvación eterna: «Me voy donde no hay depresión, / a una tierra encantadora que está libre de cuidados. / Dejaré este mundo de trabajos y problemas. / Mi hogar está en el Cielo, me marcho allí. / En aquella tierra luminosa, no habrá hambre, / ni niños huérfanos que lloran por pan, / ni viudas que sollozan, trabajan duro y pelean, / ni sudarios, ni ataúdes, ni muerte». Como ha apuntado algún analista, en la voz solista de Sara Carter ese otro mundo tampoco parece una experiencia tan gozosa, quizá porque en realidad estaba pensando en la penosa retahíla de sufrimientos terrenales.

'No Depression', versionada posteriormente por artistas como Sheryl Crow, prestó también su título al primer álbum de Uncle Tupelo (la banda de la que salieron Wilco y Son Volt) y acabó denominando toda una corriente de country alternativo. El nieto de Maybelle, John Carter Cash, reflexionó hace algunos años sobre el papel que sus ilustres ancestros desempeñaron en los años 30: «Con canciones de esperanza y determinación, The Carter Family brindó consuelo y sentido a muchos oyentes durante la Gran Depresión. Cantaban sobre la perseverancia y la fe ante la adversidad y las dificultades. Cantaban sobre el amor perdido, la desesperación y el asesinato. Cantaban el blues y viejas canciones escocesas e irlandesas. Cantaban canciones de familia y de Dios -escribió John-. Sus canciones de esperanza, lucha, tragedia e inspiración fueron un faro para la nación durante la depresión de los años 30».