Bizkaia lanza sus primeras ayudas para la creación de empresas «innovadoras»

Emprendedores trabajando en la incubadora de Beaz KBi Digital./
Emprendedores trabajando en la incubadora de Beaz KBi Digital.

La Diputación foral también contempla el apoyo a la creación de líneas de negocio para el lanzamiento de productos o servicios novedosos en el territorio histórico

IRATXE BERNAL

La Diputación foral de Bizkaia ha abierto la convocatoria para solicitar sus primeras ayudas a la creación de empresas innovadoras y al desarrollo de proyectos también de carácter innovador. Hasta el 7 de marzo, los emprendedores o firmas que desde 2017 hayan lanzado «productos, procesos o servicios con gran potencial de generación de riqueza, que aporten valor añadido, tengan expectativas de viabilidad y sean novedosos en el mercado del territorio histórico» podrán solicitar estas subvenciones que, además de partidas económicas, les ofrecen la posibilidad de contar con el asesoramiento de Beaz.

Las ayudas, dependientes del Departamento de Desarrollo Económico y Territorial, diferencian dos líneas de actuación. Por un lado, la creación de sociedades «que aporten al tejido empresarial de Bizkaia actividades de diversificación y relacionadas con nuevas tecnologías»; y por otra, la puesta en marcha por cualquier firma de proyectos con alto valor innovador. En ésta, se subvencionarán las iniciativas que «permitan a las empresas extender sus capacidades con nuevas unidades de negocio», aunque estas se desarrollen en firmas creadas expresamente para el lanzamiento de ese producto o servicio.

En el primer caso, el de la constitución de empresas, podrán solicitar las ayudas las que estén dadas de alta en el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) desde el 1 de enero de 2017 y tengan en el territorio histórico su domicilio social y fiscal, así como un centro de producción. También deberán tener al menos dos empleados o trabajadores autónomos pagados por ella. Estas compañías podrán lograr apoyo para formalizar su constitución (hasta el 30% del capital social escriturado con un importe máximo de 15.000 euros), pero también para la asistencia como expositor a ferias, la realización de un plan de marketing y la puesta en marcha de medidas encaminadas a la protección de la propiedad intelectual o industrial o tramitaciones de registros, certificaciones y homologaciones, así como para acceder al arrendamiento de un local de negocio en Bizkaia.

Para establecer la cuantía de la ayuda concreta que se percibirá en estos casos se establecerá un sistema de puntuación para 'poner nota' a la actividad para la que la empresa pide apoyo y ver si ésta es subvencionable hasta en un 60 o un 80% de su coste, aunque en todo caso el importe de la subvención será de 30.000 euros como máximo.

Estas firmas recién constituidas también podrán solicitar ayudas para la contratación de tecnólogos con titulación universitaria y experiencia en actividades de I+D o de desarrolladores del negocio que suplan «las carencias del equipo promotor» e impulsen la puesta en marcha del plan de negocio y la articulación la red de ventas y de comercialización. Aquí las ayudas ascenderán hasta los 20.000 euros.

Además de ayudas económicas, las firmas recibirán asesoramiento por parte de los expertos de la sociedad pública foral Beaz para la búsqueda de fuentes de financiación, profesionales o especialistas independientes que colaboren en las distintas fases del proyecto o incluso de socios.

Nuevas líneas de negocio

En la segunda línea de actuación, la dedicada a la puesta en marcha de proyectos con alto valor innovador, las ayudas están dirigidas tanto a la constitución de una empresa surgida dentro de otra para desarrollar un nuevo producto o servicio como a la puesta en marcha de una línea de negocio dentro de una compañía.

Aquí se consideran subvencionables los estudios de viabilidad o de mercado, la realización de informes técnicos y las acciones dirigidas al lanzamiento del nuevo producto o servicio (desde el diseño de sus funcionalidades al asesoramiento externo para su desarrollo pasando por la visita a ferias), así como las destinadas a garantizar la protección de la propiedad intelectual o industrial y lograr registros, certificaciones y homologaciones. Para calcular el importe subvencionable en cualquiera de estas áreas (entre 20.000 y 60.000 euros) se establecerá también una tabla de puntuación.

En este caso Beaz apoyará a las empresas en la fase de estudio y en la búsqueda de la financiación necesaria para su puesta en marcha de la nueva línea de negocio, de acciones formativas de los promotores o responsables de los proyectos, de profesionales o especialistas independientes que colaboren con ellos y de ubicación de la nueva empresas, si se creara.

En cualquier caso, los gastos deberán realizarse (y estar efectivamente pagados) entre el 1 de enero de 2018 y el 31 de diciembre de 2020.

 

Fotos

Vídeos