Hasta 50.000 euros para ser más competitivas

Hasta 50.000 euros para ser más competitivas
Efe

El Gobierno vasco abre una nueva convocatoria del programa Innobideak, destinado a pymes que quieran introducir novedades en su producción u organización

IRATXE BERNAL

Camarón que se duerme… El mercado se mueve cada día más deprisa, una velocidad que la tecnología fomenta con innovaciones que las empresas tractoras se pueden permitir probar, adaptar e incorporan rápidamente, pero que muchas veces resultan inacalzables para las pequeñas y medianas. Para evitar quedarse desfasadas, a merced de la corriente de una competencia cada vez más global, las que estén desarrollando acciones destinadas a incrementar su mercado o introducir innovaciones tanto en su producción como en su organización, pueden desde ya solicitar las ayudas que el Gobierno pone a su disposición a través de Innobideak 2019, un programa que este año cuenta con una partida de tres millones de euros, un 20% más que en la convocatoria anterior.

Sus beneficiarias son pequeñas y medianas empresas de más de diez empleados que deseen emprender proyectos que impliquen cambios organizacionales y que requieran apoyo tanto profesional como económico. Junto a las pymes industriales, de servicios técnicos ligados al proceso productivo de éstas o firmas cuya actividad esté relacionada con las nuevas tecnologías, en esta nueva convocatorias de las ayudas la Spri también ha incluido a las firmas de las industrias creativas de los sectores del diseño industrial o audiovisual, los videojuegos y la moda.

Subvenciones a fondo perdido

El programa tiene cuatro líneas de actuación: Lehiabide, dedicada al desarrollo de proyectos de innovación o de diversificación que sirvan para incrementar la dimensión a las firmas o impliquen la colaboración entre empresas tractoras y sus proveedores; Pertsonak, dirigido al fomento de la participación de los trabajadores en la empresa; Kudeabide, que está orientado a la mejora en la gestión; y Pestakuntza, que se puede considerar una línea trasversal ya que está dirigida a la formación en capacidades que ayuden a implementar cualquiera de las anteriores.

Las subvenciones, concedidas a fondo perdido, podrán alcanzar hasta el 60% de los gastos del proyecto para el que se solicitan con límites establecidos en cada una de las líneas de actuación cubiertas por el programa. Así, por ejemplo, en las propuestas que se presenten en Innobideak Kudeabide (en la que colaboran las diputaciones forales) el máximo contemplado es de 25.000 euros; en Pertsonak está cifra asciende hasta los 50.000 euros, y en Lehiabide la ayuda puede llegar hasta 50.000 euros para proyectos individuales y hasta los 100.000 para los puestos en marcha en cooperación de varias compañías.

La Spri mantedrá abierto hasta el 26 de septiembre el plazo de solicitud de estas ayudas creadas en 2013 y con las que ya ha apoyado un total de 2.470 iniciativas de más de 700 empresas industriales. La gran mayoría de las propuestas subvencionadas (el 72%) corresponden a firmas que desarrollan su actividad en alguna de las áreas protagonistas de la estrategia de especialización inteligente planteada por el Gobierno vasco (RIS3): fabricación avanzada, energía y bio/salud. La facturación de estas empresas es, según la propia Spri, cercana a los 3.000 millones de euros y supone más del 17% del PIB industrial vasco.