20.000 para empezar a trabajar

20.000 para empezar a trabajar

Dos de cada tres jóvenes con estudios de postgrado creen que la formación académica debería servirles para cobrar en su primer trabajo un salario de al menos 1.366 euros netos al mes

IRATXE BERNAL

20.000 euros brutos al año como primer sueldo resultan un poco escasos para dos de cada tres jóvenes con estudios de postgrado. De hecho, si se les ofreciera esa cantidad en una hipotética entrevista de trabajo estos 'millennials' rechazarían la oferta de inmediato. Su argumento es bien sencillo; contratar a alguien con su formación se paga y con doce pagas de 1.366 euros netos al mes no se hace. O eso es al menos lo que desprende de una encuesta realizada por la consultora especializada en educación superior Círculo de Formación. Entre otras actividades, esta entidad celebra cada año una feria para presentar a los jóvenes universitarios la oferta de títulos de grado de diferentes universidades y centros de formación en varias ciudades españolas. Este año la 'gira' ha incluido trece ciudades en las que se ha encuestado a casi 4.000 estudiantes sobre sus perspectivas laborales al terminar sus estudios de grado.

Y el resultado sorprende no tanto por las aspiraciones de los jóvenes, que cada quien es muy libre de pedir lo que le parezca oportuno y de hecho los datos se parecen mucho a las conclusiones otro estudio (Merco Talento Universitario) que en febrero establecía esas exigencias en los 1.423 euros mensuales para los chicos y 1.260 para las chicas. llamativo es lo alejadas que estas aspiraciones están de los datos reales.

Por ejemplo, desde que en diciembre del año pasado subiera nada menos que un 22,3%, el salario mínimo interprofesional está establecido en 900 euros al mes en 14 pagas, lo que equivale a 12.600 euros al año. Otro dato; el salario medio en España se sitúa en los 23.156 euros, según la última encuesta de estructura salarial elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Esta cifra se acerca más a las reclamaciones de los jóvenes encuestados por Círculo de Formación, pero sólo en apariencia. Si analizamos las tablas por edades vemos que la retribución media de quienes tienen entre 20 y 24 años (la edad de los encuestados) es de 11.316 euros anuales. Para quienes están entre los 25 y los 29 años, el salario sube hasta los 15.876 euros y llega a los 19.339 euros para quienes tienen entre 30 y 34 años. Vamos, que con diez años más que los chicos de la encuesta lo normal en España es cobrar 661 euros menos que lo que ellos quieren ganar en su primer empleo.

Entre 20.000 y 15.000 euros

Según esa encuesta sólo un 30% aceptaría trabajar por menos de los 20.000 euros, pero tampoco lo harían por menos de 15.000 euros anuales (1.075 euros netos al mes en doce pagas). Cifra que sigue estando por encima de los 11.316 euros que los que el INE establece la media. Los más exigentes parecen ser los estudiantes de Barcelona y Madrid, donde el porcentaje de quienes no trabajarían por menos de 20.000 euros brutos anuales sube hasta el 79% y el 77%, respectivamente. Y los más resignados a trabajar por menos serían los sevillanos, los murcianos y los granadinos. Con ellos el 30% que se conforma con cobrar 15.000 euros brutos al año sube hasta el 38%, 37% y 36%.

Otra curiosidad de la encuesta es que, pese a la que principal justificación para establecer ese salario inicial es haber realizado un grado, la mitad de los alumnos que ya tienen esta titulación asegura que ésta no les capacita para trabajar. Un 53% de los estudiantes de grado que han recibido una formación muy teórica y que, por tanto, necesitan una especialización práctica.

Los más optimistas respecto a su formación vuelven a ser los estudiantes catalanes, de los que siete de cada diez afirman sentirse capacitados para trabajar nada más abandonar los estudios. Por el contrario, los jóvenes que se sienten menos preparados para comenzar su etapa profesional son los de Santiago de Compostela (69 %) y los granadinos (61%).

Temas

España