Un trabajador de 41 años muere aplastado por una bobina en una fábrica de Erandio

Exterior de la empresa donde ha tenido lugar el accidente laboral. /GOOGLE
Exterior de la empresa donde ha tenido lugar el accidente laboral. / GOOGLE

El operario, vecino de Leioa, fue trasladado con vida a Cruces pero falleció a la madrugada siguiente

ÍÑIGO SÁNCHEZ DE LUNA

. La fatalidad se cebó la tarde del martes con Xabi, un vecino de Leioa de 41 años, que quedó atrapado por una encarretadora de alambre mientras cumplía su jornada laboral en la fábrica Cables y Alambres del grupo Vicinay, en la calle José Luis Goyoaga de Erandio, en la carretera de la ría. La gravedad de sus heridas provocaron finalmente su fallecimiento en el hospital de Cruces en la madrugada de ayer. La factoría, con más de 100 años de historia y una de las empresas del sector más antiguas de Europa, fue adquirida por el grupo Vicinay en mayo de 2015. La empresa se dedica a la fabricación ininterrumpida de toda la gama de cables de diferente diámetro, eslingas y otros accesorios.

El operario estaba, precisamente, trabajando junto a una bobina de alambre en el turno de la tarde, cuando sobre las 20.00 horas, quedó atrapado por ella y dio, según el testimonio de sus compañeros, varias vueltas. Estos, conscientes de la gravedad de las heridas que había sufrido la víctima en la cara y la cabeza, avisaron a los servicios de emergencia que, de inmediato, se personaron en el lugar.

En un principio, los sanitarios consiguieron estabilizar al herido para proceder a su traslado al hospital, donde falleció unas horas después. La víctima era muy conocido en Leioa, donde su familia regenta un comercio, y deja dos hijos de corta edad. Conmocionados por el suceso, sus compañeros realizaron diversos paros durante la jornada de ayer, aunque para hoy han convocado uno de 24 horas. Además, se concentrarán al mediodía en el exterior de la fábrica en protesta por este accidente mortal.

«Se veía venir»

Fuentes del comité de Cables y Alambres, que cuenta con una plantilla de alrededor de 150 personas, criticaron que este siniestro «se veía venir, porque no se ha tomado ningún tipo de medida para mejorar una maquinaria que consideran «antigua». «Lo hemos venido denunciando con más fuerza, paralizando máquinas y realizando peticiones por escrito de reparaciones urgentes»», denunció LAB, que cuenta con dos delegados en el comité, de mayoría independiente.

Contactada por EL CORREO, la empresa declinó realizar cualquier declaración por el momento. En paralelo, el sindicato CC OO ha convocado otra protesta a las 11.30 horas a la salida del metro de Erandio para denunciar esta nueva muerte en el trabajo. La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Erandio trasladó ayer sus «condolencias» a la familia del fallecido, a la plantilla y a la dirección de la factoría. El funeral será hoy a las 19 horas en la parroquia de San Juan Bautista de Leioa.

El fallecimiento de Xabi eleva a 21 la negra lista de muertos por accidentes de trabajo en Euskadi en lo que va de año -incluidos los que perdieron la vida por infarto en su puesto-, sin contar aquellos que perecieron ‘in itinere’, de camino o de regreso de su jornada laboral. Se trata del segundo en menos de un mes. La penúltima defunción se registró el 25 de agosto, cuando un hombre de 50 años murió en la planta de la empresa Glual Energy, situada en el polígono industrial de Aintzibarrena de la localidad guipuzcoana de Azpeitia.

Erandio, localidad industrial, cuenta con un largo historial de siniestros mortales. A finales de septiembre del año pasado, un trabajador foral falleció cuando retiraba un nido de avispas asiáticas. Tenía 33 años. El 28 de junio de 2016, un pintor bilbaíno de 38 murió aplastado durante la reforma del supermercado Lidl, muy cerca de donde Xabi trabajó por última vez. En marzo de 2015, otro trabajador sufrió quemaduras de gravedad mientras trabajaba en la planta de Befesa Zinc Aser, en el barrio de Asua, por las que perdió la vida tras pasar un mes ingresado en Cruces.