Trabajo admite algunos retrasos en el subsidio para mayores de 52 años

Oficina del paro en Madrid. /EFE
Oficina del paro en Madrid. / EFE

Ya se ha concedido la ayuda para 32.000 personas, aunque han surgido dudas por los criterios que se aplican en «casos excepcionales»

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

El Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social ha reconocido que han surgido «dudas de interpretación» en el proceso de solicitud del subsidio de desempleo para mayores de 52 años aprobado por el Gobierno en marzo. En cualquier caso, el departamento dirigido por Magdalena Valerio apunta que se trata de «casos muy excepcionales» en los que la tramitación ha quedado pendiente de revisar el cumplimiento de todos los requisitos necesarios, después de que el decreto ley que lo habilita incluyera novedades con respecto al sistema anterior, que hasta ahora beneficiaba a los mayores de 55 años.

Trabajo ha tenido que salir al paso de algunas informaciones que revelaban una «paralización» en la gestión de estas ayudas por los problemas burocráticos generados en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Desde el Ministerio han aclarado que ya han sido concedidas 32.000 ayudas de las 56.000 solicitudes recibidas en menos de un mes. Y que está actuando para que el trámite de las solicitudes «se haga con la mayor celeridad para agilizar» el acceso al subsidio.

Los problemas han surgido derivados de la introducción de mejoras en las fórmulas de acceso, que no estaban en la regulación anterior al año 2012. Aunque «se resolverán en próximas fechas, en tanto se analicen y se verifique que, de acuerdo con la norma, cumplen los requisitos», aclaran desde el Ministerio. En cualquier caso, una vez se confirme que es correcto, estos expedientes en trámite «recibirán el subsidio con carácter retroactivo» desde su fecha de solicitud.

La norma, pendiente de su convalidación en el Congreso de los Diputados, permite el percibo de la prestación hasta la edad ordinaria de jubilación y no hasta el momento en que se pueda acceder a cualquier modalidad de pensión contributiva de jubilación, como ocurría hasta el momento. El Gobierno recuperó esta ayuda a mediados de marzo.