El paro baja en Euskadi mientras que en España repunta en el peor febrero desde 2013

Un grupo de personas aguarda su turno ante una oficina de Lanbide. /Rafa Gutiérrez
Un grupo de personas aguarda su turno ante una oficina de Lanbide. / Rafa Gutiérrez

La creación de empleo se ralentiza y es más modesta en el País Vasco que en el total nacional

Ana Barandiaran
ANA BARANDIARAN

Febrero fue un mes bastante negativo para el mercado laboral español, en concreto, el peor desde 2013, con un repunte del paro que contrasta con la caída registrada en igual mes del año anterior. Euskadi, sin embargo, se libró de la quema. El desempleo bajó en la comunidad autónoma, aunque menos que el año anterior. Hasta ahí la comparación positiva porque en creación de puestos de trabajo la cosa se da la vuelta. La generación de empleo es más modesta en el País Vasco y tanto en el territorio como en el resto de regiones se está ralentizando, según el registro del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Vayamos con los datos. La lista de parados apuntados a Lanbide se redujo en 887 personas en febrero hasta quedar en un total de 119.863. El recorte es inferior al millar logrado en el mismo mes del año anterior. Sin embargo, la consejera del ramo, Beatriz Artolazabal, ha preferido quedarse con la lectura optimista: «El paro registrado nos deja la tercera mejor evolución de un mes de febrero de los últimos 15 años. Solo en 2015 y 2018 vivimos un comportamiento mejor que el de este año». Ha recordado, además, en una nota que «antes de la crisis y también durante ese periodo en el mes de febrero tradicionalmente el paro crecía».

En el conjunto de España el paro repuntó en 3.279 personas, frente a una caída de 6.280 en el mismo mes del año anterior. La agricultura y el colectivo de 'sin empleo anterior' fueron los sectores responsables de que la lista de desempleados creciera hasta los 3,29 millones.

De vuelta a Euskadi, debido a la proximidad del 8 de marzo en las valoraciones institucionales se pone especial foco en el desglose de los datos por género, que no es muy favorable para las mujeres. Así en febrero fueron los hombres los que más se beneficiaron de la caída del paro en el País Vasco –recorte de 611– frente a la reducción de solo 276 entre las mujeres. Ellas, por tanto, suponen el 57% de la lista de Lanbide, con 68.443 paradas registradas. «Parece que siguen encontrando más dificultades a la hora de incorporarse al mercado laboral. Nos preocupa y ocupa», ha apuntado la consejera.

Por territorios, Álava lideró la reducción del paro con el 1,9%, muy por delante del 0,83% de Gipuzkoa y el 0,35% de Bizkaia. El desempleo bajó en todos los sectores salvo en el colectivo de 'sin empleo anterior' y en la agricultura.

En el análisis de la afiliación a la Seguridad Social Euskadi no se compara tan bien con el resto de España. En febrero los cotizantes aumentaron en 2.275 personas (hasta los 955.798), lo que supone un incremento del 0,24% respecto a enero. El porcentaje queda por debajo del 0,37% nacional. En términos interanuales la brecha es mucho mayor. El crecimiento es del 1,8% en la comunidad autónoma (+16.951) frente al 2,86% de media nacional (+524.958). Y eso que para España, donde es patente la ralentización de la mejora, fue el peor dato mensual desde 2016.

Tampoco la evolución de la contratación da para muchas alegrías. En febrero se firmaron en Euskadi 68.718 contratos, de los que un 9,25% (6.357) fueron indefinidos. Aunque, tal y como destacó la consejera «el porcentaje es muy similar al del mes pasado y confirma la tendencia hacia la estabilidad», hay un punto negativo: la cifra de indefinidos supone una caída del 1,5% respecto al mismo mes del año anterior.