El Gobierno recurrirá a 'coachs' en lanzaderas de empleo para reducir el paro juvenil

Una funcionaria atiende a dos jóvenes desempleados en los servicios públicos de empleo./EFE
Una funcionaria atiende a dos jóvenes desempleados en los servicios públicos de empleo. / EFE

Su plan de choque para el período 2019-2021, aprobado por el Consejo de Ministros, utilizará a jubilados «a modo de mentores» para la formación de jóvenes sin trabajo

José Antonio Bravo
JOSÉ ANTONIO BRAVOMadrid

El Consejo de Ministros dio este viernes luz verde, como se esperaba, al Plan de Choque por el Empleo Joven para el período 2019-2021, que ha sido consensuado con los agentes sociales y varias organizaciones juveniles. Dotado con un presupuesto de 2.000 millones de euros que se repartirá casi a partes iguales en esos tres ejercicios, incluye varias figuras que ayudarán a dicho colectivo a tener un trabajo.

Así, 3.000 funcionarios interinos –para ello se harán las contrataciones necesarias– integrarán una nueva red de técnicos en los servicios públicos de empleo (el antiguo INEM) para «orientar» a los jóvenes a la hora de lograr un contrato. La pretensión es establecer diagnósticos e itinerarios personalizados para su inserción en el mercado laboral.

Para ello se crea también la figura del prospector, que analizará la situación de los jóvenes junto al mercado de trabajo en cada zona a fin de apurar la búsqueda de oportunidades de empleo. Habrá, asimismo, un programa de atención para personas vulnerables con 110 mediadores juveniles y una orientación «integral» en el caso de los migrantes, para lo cual se recabará la colaboración de los ayuntamientos por disponer de competencias en asistencia social.

Una novedad llamativa es el recurso a la figura del 'coach', es decir, los entrenadores personales, para «mejorar las estrategias de autopostulación». Para ello se crearán lanzaderas de empleo que ayudarán a los más emprendedores. De hecho, se quiere impulsar la participación de 'startups' o empresas emergentes.

Ya en materia formativa se profundizará en la enseñanza de competencias clave en Lengua, Matemáticas e idiomas, sobre todo inglés, junto a conocimientos digitales, y todo ello acompañado de un programa de becas. Además, jubilados expertos actuarán «a modo de mentores» de jóvenes desempleados. En cuanto a los contratos, el Ministerio de Trabajo pretende potenciar la utilización de los modelos de formación y aprendizaje, además del de relevo que ha demandado de manera especial la industria automovilística.

Más información:

 

Fotos

Vídeos