Una escuela sin profesores, sin límite de edad, abierta 24 horas y totalmente gratuita

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete. /Efe
El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete. / Efe

Telefónica trae a España 42 Madrid, un revolucionario método pedagógico que en los diez países implantados ha conseguido un 100% de inserción laboral

Lucía Palacios
LUCÍA PALACIOSMadrid

Sin clases, sin libros, sin profesores, sin límite de edad, abierta las 24 horas del día y, lo que es mejor, gratuita. Así es la escuela de programación '42' que Fundación Telefónica trae a España tras el éxito cosechado en los diez países en los que se ha implantado hasta ahora.

«Nunca antes había tanta tecnología junta y esto no se va a parar», explicó el presidente de Telefónica, José María Álvarez Pallete, durante la presentación de esta iniciativa, que se pondrá en marcha ya el próximo 2 de septiembre aunque el proceso de inscripción ya está abierto desde este lunes. Ante esta imparable revolución digital, Pallete apostó por que «la sociedad del siglo XXI necesita un aprendizaje distinto, hay que cambiar la forma de enseñar y la educación debe adaptarse a la tecnología». Y es que el directivo advirtió que no solo hay que cambiar los perfiles de los profesionales, sino también la forma de aprender.

'42 Madrid' rompe cualquier paradigma de educación y es mucho más que una escuela de programación, se trata de «una filosofía de vida, una nueva manera de relacionarse con el aprendizaje y formar a los perfiles digitales del futuro», según explicó el director de empleabilidad e innovación educativa de la Fundación Telefónica, Luis Miguel Olivas. De hecho, no se exigirá a los candidatos ningún tipo de titulación o conocimiento previo y, de igual manera, tampoco obtendrán aquí ningún certificado académico oficial; sin embargo, su metodología está avalada por los resultados obtenidos en los diez países en los que tiene presencia, en donde el 100% de sus alumnos encuentran trabajo incluso antes de terminar los estudios, como se refleja en el hecho de que reciben una media de hasta ocho ofertas de empleo mientras lo están cursando.

Este proceso de aprendizaje suele durar tres años de media y sigue una metodología basada en proyectos de las diferentes ramas de la programación en el que se «aprende a aprender» a través de la gamificación, donde cada alumno marca libremente su ritmo de aprendizaje y en el que prima el trabajo en equipo, el esfuerzo y la constancia; de hecho son los propios alumnos los que se evalúan unos a otros. «Queremos una escuela abierta a toda la sociedad, abierta a todas las empresas y que sea un semillero de captación de talento», explicó Olivas.

Cómo inscribirse

El periodo para inscribirse arranca este lunes. No se exige ningún requisito previo de titulación, edad, capacidades, ni perfiles, aunque la franja de edad más habitual está entre los los 18 y los 35 años. Los interesados pueden inscribirse en la web 42Madrid.com. Después, deberán pasar dos pruebas on line: un ejercicio de memoria de 10 minutos de duración y un test de lógica de dos horas y media.

Los que superen esta fase podrán inscribirse hasta completar el aforo en las denominadas 'piscinas', que son las pruebas decisivas durante las cuales a partir del 2 de septiembre tendrán que realizar un total de trece proyectos y estarán de media de 12 a 14 horas diarias en la escuela durante un mes. Lo harán ya en un espacio de 5.000 metros cuadrados ubicado en la sede central de Telefónica en las Tablas (Madrid) que tiene capacidad para acoger a 900 alumnos simultáneamente.

La primera Escuela 42 nació en 2013 de manera simultanea en París y en Silicon Valley, extendiéndose después a Bélgica, Marruecos, Holanda... La intención de la Fundación Telefónica es llevarlo también a Brasil próximamente y a todos los países en los que tienen presencia.