Casi cuatro de cada diez parados llevan más de dos años sin trabajo

Casi cuatro de cada diez parados llevan más de dos años sin trabajo

Los desempleados de muy larga duración duplican a la cifra de 2008, aunque desde 2014 el porcentaje ha descendido del 62% al 52% actual

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

Los últimos datos de empleo ofrecidos por el INE son positivos en cuanto a descenso del paro, aunque no tanto en relación a la creación de empleo. Además, dentro del desempleo también hay datos alarmantes: Más de la mitad (52%) de los parados son de larga duración ya que llevan un año sin encontrar trabajo y, más allá, casi cuatro de cada diez (37%) llevan más de dos años en la misma situación.

Los datos ofrecidos este lunes por el sindicato USO revelan que 1.780.100 personas llevan en paro más de un año y de estos, la gran mayoría, 1.274.600 más de dos años en esta situación. Esto quiere decir que, al menos, el 37% de los desempleados ya ha agotado la prestación contributiva por desempleo y no recibe nada. En algunos casos se podrán acoger al subsidio por desempleo o a la nueva prestación aprobada con la ley de Presupuestos de 2018, pero hay otros «muy preocupantes» ya que no encontrar trabajo aumenta el riesgo de exclusión social al no cobrar nada.

Desde el sindicato destacan que «una vez más, las mujeres son las más perjudicadas por el desempleo de larga duración». Así, del aproximadamente medio millón de personas que está en paro desde hace más de un año, el 55% son mujeres. Con los que llevan más de dos años pasa algo similar, el 52% son mujeres.

Asimismo, otro dato importante es que los parados de larga duración duplican en 2018 a los que había en 2008, al inicio de la crisis. «La salida de este colectivo de la situación de desempleo está siendo muy lenta y creándose situaciones de desatención», han afirmado desde USO. En el segundo trimestre del año, ha aumentado el porcentaje de parados que están entre uno y dos años en situación de paro. En 2008 había un 25,9% de desempleados de larga duración, mientras que ahora es el 52%. La buena noticia es que desde 2014, año en el que tocó techo con un 61,9%, la cifra ha descendido casi un 10%.

Sobre la brecha de género, Laura Estévez, secretaria de Comunicación y Estudios Sindicales de USO, ha resaltado que actualmente existen más de 300.000 mujeres entre 45 y 60 años paradas, lo que supone «un grave problema» porque están a punto de retirarse pero no están cotizando esos últimos años necesarios para tener «una jubilación digna».

Además, Estévez ha incidido en que muchas de estos parados de larga duración mayores de 45 años se han quedado «desenganchados» de la revolución tecnológica que se ha producido en el mundo laboral los últimos años. Como solución proponen la creación de un plan de formación dentro de una política del empleo «directamente» del Gobierno y «no con empresas subcontratadas». «No queremos que se lleven a cabo acciones para mejorar la estadística del paro, sino para mejorar la calidad de vida de las personas», ha reclamado José Luis Fernández Santillana, director del Gabinete de Estudios de USO.

Temas

Parados, Pib

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos