Los trabajadores extranjeros en Euskadi superan la cota récord de las 61.000 personas

Los trabajadores extranjeros en Euskadi superan la cota récord de las 61.000 personas

En el conjunto de España se rebasan los dos millones de afiliados a la Seguridad Social, en niveles previos a la crisis

Carmen Larrakoetxea
CARMEN LARRAKOETXEA

La buena marcha de la economía se está trasladando ya de forma clara al empleo. Lo demuestran los crecimientos que experimentan desde hace meses la afiliación a la Seguridad Social y, también, el descenso del paro. Esta favorable evolución se hace extensible tanto a los nacionales como a los extranjeros. Así, por primera vez, la cifra de trabajadores foráneos afiliados a la Seguridad Social en el País Vasco supera ligeramente la barrera de los 61.000, todo un récord, colocándose en los 61.061.

Si comparamos esta cifra con mayo del año pasado, se constata un crecimiento del 10,49%, lo que en cifras reales implica que en el curso de los últimos doce meses se han incorporado al mercado laboral vasco 5.797 trabajadores extranjeros.

Por territorios históricos, Bizkaia está a la cabeza en la incorporación de profesionales de otras nacionalidades, con un total de 28.389 personas afiliadas a la Seguridad Social, seguido de Gipuzkoa con 21.559 y Álava con otros 11.114 trabajadores. El mayor crecimiento interanual correspondió al mercado laboral guipuzcoano con un alza del 11,47%, seguido del alavés donde el aumento fue del 10,46%, y del vizcaíno con un 9,76%.

A pesar de la evolución creciente en la llegada de trabajadores extranjeros, el País vasco es una de las comunidades autónomas con menor inmigración laboral, ya que apenas sobrepasa el 3%, tasa que es muy inferior al peso económico del País Vasco en el conjunto de España, que ronda el entorno del 6,2%.

De dónde vienen

El perfil del trabajador extranjero afincado en Euskadi, según los datos de la Seguridad Social, es el de un hombre que trabaja mayoritariamente en los sectores de hostelería y construcción; entre las mujeres destaca el servicio doméstico, ambos en régimen general. Esto es, por cuenta ajena.

Pero quedarse con este perfil resultaría simple e incompleto y ocultaría una tendencia que se está consolidando, que es la mayor atracción de mano de obra cualificada. La tercera actividad en el ranking de los inmigrantes en Euskadi es la industria (5.504 trabajadores), seguida del comercio y reparación de motor (4.981 personas). También destacan las labores administrativas (4.107), sanitarias (2.093 profesionales), educativas (2.014) y las actividades científicas y técnicas, con 1.386.

Por procedencias, la mayor parte de los trabajadores extranjeros (el 67%) vienen de países no comunitarios. No obstante es Rumanía, miembro de la Unión Europea, quien se sitúa a la cabeza, seguida de Marruecos, Portugal, Nicaragua, Bolivia y China, con más de 2.800 profesionales.

Los dos millones

Para el conjunto de España la evolución de la incorporación de trabajadores extranjeros a la Seguridad Social también muestra una clara tendencia al alza; de hecho se están alcanzando las mejores cifras de la última década, pero aún no se ha llegado a su nivel récord.

El Gobierno destacó ayer que se ha roto la barrera de los dos millones de afiliados foráneos (en total 2.004.062 personas) gracias a que en el último año se han integrado al mercado laboral 142.471 profesionales extranjeros, lo que en tasa porcentual supone un aumento de 7,6%.

Las autonomías con mayor presencia de trabajadores de fuera son también las más pobladas, Cataluña, Comunidad de Madrid, Andalucía y Comunidad Valenciana. Entre las cuatro concentraban el 67% de los trabajadores extranjeros. Euskadi ocupa el noveno lugar del ranking autonómico, entre Aragón y Castilla-La Mancha.

La secretaria de Acción Sindical de CC OO de Euskadi, Mari Cruz Vicente, contextualiza el aumento de los trabajadores extranjeros en la mejora del mercado laboral. «Estamos en un momento de crecimiento económico y eso también se traslada al empleo entre la población inmigrante». A su juicio, este tipo de estadísticas evidencian que los extranjeros están también «cotizando y contribuyendo a mantener el sistema público de pensiones». En suma, «contribuyen con más de lo que reciben» en ayudas públicas.

Gorka Moreno, el director del Observatorio Vasco de Inmigración (Ikuspegi), señalaba en una reciente entrevista con EL CORREO que la llegada de inmigrantes al País Vasco no responde a un 'efecto llamada' por ayudas públicas como la RGI o los servicios sociales, sino que «cuadra al milímetro con la curva del PIB», con la evolución del crecimiento económico. Para Moreno, si el motivo fundamental de la llegada de los inmigrantes fueran las ayudas sociales, Euskadi estaría a la cabeza de población foránea inmigrante y no en los puestos intermedios.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos