El Tribunal de la UE avala que Bizkaia cobre un impuesto a la compraventa de oro y otros metales preciosos

El Tribunal de la UE avala que Bizkaia cobre un impuesto a la compraventa de oro y otros metales preciosos

Considera que no se vulnera la neutralidad fiscal aunque las adquisiciones hayan sido ya gravadas con el IVA

Salvador Arroyo
SALVADOR ARROYO

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha dado este miércoles la razón a la Hacienda Foral de Bizkaia al considerar válido imponer un gravamen a las compras de objetos de oro y otros metales a particulares por considerar que este tipo de operaciones están sujetas al impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados. La resolución de la corte de Luxemburgo resuelve un largo contencioso iniciado por la empresa Oro Efectivo SL y se refiere a un impuesto que la institución vizcaína aplicó a la compañía entre los años 2010 y 2012. «La directiva española y el principio de neutralidad fiscal no se oponen a la directiva española», se subraya en la sentencia.

Oro Efectivo SL se dedica a la compra, venta, importación y exportación de materias primas, piedras preciosas y metales preciosos. Como parte de esa actividad, adquiere a particulares objetos con alto contenido en oro u otros metales preciosos que, posteriormente, revende a empresas especializadas en la fabricación de lingotes o de piezas diversas de metales preciosos, para su posterior transformación y reintroducción en el tráfico comercial.

La Hacienda Foral de Bizkaia interpretó que este tipo de operaciones estaban sujetas al impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados (ITP) y que por tanto estaban sujetas al pago de impuestos. Oro Efectivo impugnó la resolución ante el Tribunal Económico-Administrativo Foral de Bizkaia, alegando que distintos órganos jurisdicciones españoles las habían eximido del pago de impuestos. Adujo también que las adquisiciones se habían hecho en el marco de su actividad comercial. Y consideró que el tributo «violaba el principio de neutralidad fiscal establecido en el Derecho de la Unión Europea, porque daría lugar a una doble imposición, puesto que esas adquisiciones ya habían sido gravadas por el IVA».

El Tribunal Económico-Administrativo Foral de Bizkaia rechazó la reclamación en junio de 2015. Oro Efectivo decidió entonces recurrir al Tribunal Superior de Justicia del País Vascos (TSJPV) e interponer recurso contencioso-administrativo. Perdió una vez más al desestimarse el recurso y la empresa recurrió en casación al Tribunal Supremo, que optó por trasladar una cuestión prejudicial a la Curia de Luxemburgo.

Gravamen

El Tribunal Supremo preguntó si la Directiva del IVA y el principio de neutralidad fiscal eran compatibles con el gravamen activado por la institución vizcaína. Y el Tribunal ha considerado que sí, que no se entra en contradicción y que, por tanto, puede aplicarse a la actividad comercial de compra-venta de oro y otros metales preciosos.

En su argumentario, el TJUE recuerda que la Directiva del IVA autoiriza a los Estados «a mantener o establecer impuestos y derechos sobre el volumen de negocios». En cuanto al principio de neutralidad fiscal en materia de IVA, el Tribunal de Justicia señala que dicho principio «únicamente impone esa neutralidad en el marco del sistema armonizado establecido por la Directiva del IVA». Y como en este caso se trata de un impuesto no armonizado en ese marco, la neutralidad del sistema común del IVA no resulta vulnerada.

En cualquier caso, la sentencia apenas tiene trascendencia económica, porque cuando se interpuso el pleito original se aplicaba un Impuesto de Transmisiones Patrimoniales del 4%; en la actualidad, aunque se mantiene la obligación de declarar las operaciones -con un objetivo informativo y para prevenir posibles blanqueos de dinero- el tipo está establecido en el 0%.