El Supremo dice ahora que el impuesto de la hipoteca deben pagarlo los bancos

El Supremo dice ahora que el impuesto de la hipoteca deben pagarlo los bancos

El impacto en Euskadi será mucho menor porque la primera vivienda está exenta del tributo de Actos Jurídicos Documentados

Adolfo Lorente
ADOLFO LORENTE

Si es accionista de un banco, no va a tener un buen día en los mercados bursátiles. El Tribunal Supremo acaba de asestar un nuevo varapalo a las entidades financieras al cambiar su doctrina y fallar ahora que es el banco y no el cliente el que debe abonar el Impuesto de Actos jurídicos Documentados. Está fijado por las comunidades autónomas y va desde el 1,5% del importe total de la hipoteca que se paga, por ejemplo, en Andalucía o Aragón al 0,5% que se abona en el País Vasco. Eso sí, en Euskadi, la primera residencia está exenta y solo se paga a partir de la segunda o aquellas que se ubiquen en otras autonomías.

Con este fallo y como ya ocurrió, por ejemplo, con las abusivas clásusulas suelo, vuelven a surgir las mismas preguntas. ¿Tengo derecho a que el banco me reembolse este dinero? ¿A quién beneficiará? ¿Cuánto dinero me devolverán, en su caso? Dudas que ahora deben aclararse, aunque teniendo en cuenta los periodos de prescripción fiscal, el periodo fijado para poder reclamar estos gastos sería 2014, algo aún pendiente de confirmar.

Este nuevo varapalo al sector lleva el sello de la Sala Tercera de la Sección Segunda del Alto Tribunal en una sentencia fechada el pasado día 16, de la que ha sido ponente el magistrado Jesús Cudero. En ella, asegura que «el negocio inscribible es la hipoteca y que el único interesado en la elevación a escritura pública y la ulterior inscripción de aquellos negocios es el prestamista, que solo mediante dicha inscripción podrá ejercitar la acción ejecutiva y privilegiada que deriva la hipoteca». Por ello, el fallo anula un artículo del reglamento del impuesto (que establecía que el prestatario es el sujeto pasivo) por ser contrario a la ley. En concreto, se trata del artículo 68.2 de dicho reglamento, aprobado por Real Decreto 828/1995, de 25 de mayo.

Más información

La decisión, no obstante, cuenta con un voto particular discrepante, emitido por el magistrado Dimitry Berberoff, que postula el mantenimiento de la jurisprudencia anterior, y otro concurrente, del magistrado Nicolás Maurandi, que considera que la sentencia «debió incidir en la existencia de dos impuestos en el de actos jurídicos documentados y en el principio de capacidad económica previsto en el artículo 31 de la Constitución».

.

Impacto de la sentencia en Euskadi

Desde 2014 hasta el año pasado se firmaron en Euskadi más de 58.000 nuevas hipotecas para adquirir una vivienda, según los últimos datos facilitados por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Sin embargo, el fallo del Supremo afecta sólo a una pequeña parte de estas nuevas hipotecas. Estos son los casos en los que puede suponer algún cambio:
1. No afecta a las primeras viviendas.
En Euskadi, el Impuesto de Actos jurídicos Documentados las deja exentas.
2. Segundas residencias y viviendas compradas fuera de Euskadi
Están sujetas al impuesto y por tanto la sentencia les puede beneficiar.
3. Reclamaciones judiciales.
Las que aún no tienen sentencia pueden beneficiarse y también los expedientes que aún no han llegado a la vía judicial.
4. Sentencias firmes
Los casos ya sentenciados que sean firmes y no recurridos no tienen posibilidad de reapertura.
5. Si va a pedir una hipoteca, es importante que se conozca la sentencia
Al existir jurisprudencia del Supremo, en las negociaciones con la entidad bancaria puede ser útil sacar a colación el fallo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos