Solo dos mujeres han accedido a los consejos del Ibex en el último año

Cristina Garmendia y Sara de la Rica. /R. C.
Cristina Garmendia y Sara de la Rica. / R. C.

Con la futura incorporación de Cristina Garmendia a CaixaBank y Sara de la Rica a Iberdrola, la presencia femenina se ha estancado en el 24% y aún quedan 27 puestos por ocupar para lograr el objetivo del 30% en 2020

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

Entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2018 los consejos de administración de las 35 empresas que integran el Ibex no incorporaron a ninguna mujer. En un año en el que el debate femenino se ha hecho valer sobre todo tras el éxito de la huelga del 8 de marzo pasado y el movimiento social 'MeToo', los órganos de dirección ejecutiva de las grandes corporaciones españolas, su presencia se ha quedado paralizada en los registros de 2017. A día de hoy, soolamente hay dos consejeras nuevas en estas compañías: Sara de la Rica, en Iberdrola, y Cristina Garmendia, en CaixaBank. Su nombramiento definitivo, propuesto en sendos hechos relevantes ante la CNMV, depende aún de la aprobación que previsiblemente darán las juntas de accionistas de ambas firmas, que tendrán lugar el 5 de abril y el 29 de marzo, respectivamente.

El frenazo en el avance de la incorporación de las mujeres a los consejos del Ibex-35 ha sido muy llamativo en el último año. El selectivo ha dejado de ser la locomotora de la paridad, como venía ocurriendo anteriormente. Porque solo se han unido dos puestos femeninos a los consejos, hasta alcanzar los 108, de un total de un total de 455 perfiles. El incremento anual ni siquiera ha llegado al 2% (se ha quedado en un mínimo 1,9%), frente a los avances superiores al 15% de 2017.

Con estas cifras, el peso de la mujer en la gran empresa española se ha estancado en el 23,7% del total, prácticamente el mismo porcentaje que el 23,6% del ejercicio anterior. En el último año apenas se han incorporado dos perfiles a los consejos y harían falta 27 mujeres más para alcanzar al menos la cuota del 30% recomendada por la CNMV a finales de 2020.

Aunque todos los consejos del selectivo tienen al menos una mujer, tres empresas han reducido sus consejeras, como ha ocurrido en Siemens Gamesa (dos menos), Aena (una) y Acerinox (una). En el lado contrario se encuentran casos como el de Cellenex, que ha pasado de ser el 'farolillo rojo' (la única sin consejeras en 2016) a una de las líderes en paridad (cuatro consejeras, tras incorporar a tres en un solo año).

Las empresas con mayor número de mujeres en sus consejos son, con cinco puestos, CaixaBAnk, Iberdrola, Red Eléctrica y Banco Santander; y con cuatro, BBVA, Cellnex, Grifols, IAG, Mapfre, Mediaset, Merlin Properties y Siemens Gamesa. Si se comparan esos datos con el conjunto de miembros de sus consejos, REE sería la más paritaria (con un 41,7% de presencia femenina), seguida por Iberdrola y Santander (35,7%, respectivamente). De hecho, ya hay 11 empresas del Ibex que cumplen con el objetivo marcado por el regulador.

En cualquier caso, el impulso femenino en estos órganos ejecutivos donde las empresas toman sus grandes decisiones estratégicas ha sido relevante en la última década. Un periodo en el que las mujeres han duplicado su presencia desde las apenas 53 que ocupaban un sillón en las cotizadas en el año 2010, según el último informe del IESE y Atrevia. Ese análisis revela, además, que la escasa incorporación de mujeres en 2018 se produce cuando el conjunto de las empresas del Ibex-35 han incrementado en siete puestos el número de consejeros, de los cuales cinco han sido cubiertos por hombres.

Las estadísticas se encuentran aún lejos de los objetivos marcados por la CNVM para que las empresas cotizadas alcancen una cuota de, al menos, un 30% de mujeres en sus consejos de administración. Así lo recoge el código de Buen Gobierno del supervisor, cuyo presidente, Sebastián Albella, cree que es «muy difícil» que consigan alcanzar esa cota. «Hemos tratado de estar bastante activos en este terreno, pero el nivel de cumplimiento del objetivo está muy disperso», critió el pasado lunes.

Para Nuria Chinchilla, profesora del IESE, «es factible llegar al 30% si mantuviéramos el ritmo anterior de incorporaciones». Sería necesario que ocuparan 27 mujeres en los próximos meses antes del 31 de diciembre de 2020, el plazo estimado por la CNMV para lograrlo. En el caso del conjunto de las cotizadas (las del Mercado Continuo) harían falta casi 100 mujeres más.