Ribera anticipa que la luz bajará con más renovables

La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, durante un acto con inversores internacionales./EFE
La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, durante un acto con inversores internacionales. / EFE

La ministra de Transición Ecológica augura una movilización de 200.000 millones de euros en inversiones 'verdes' hasta 2030

José María Camarero
JOSÉ MARÍA CAMAREROMadrid

La ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha aprovechado su presencia en un foro con inversores internacionales para apuntalar la idea de que con el modelo de cambio energético que quiere llevar a cabo el Gobierno, el recibo de la luz será más barato en la próxima década. Con la implantación de más instalaciones renovables sustituyendo al carbón o las nucleares «habrá ahorros para el conjunto de la economía y para el consumidor que paga la factura», según Ribera.

Los vaticinios sobre la rebaja de la factura, una vez que se encuentren implantadas más instalaciones 'verdes', llega en un momento en el que los precios de la electricidad no paran de subir. Desde que se inició el año, el coste del megavatio/hora (Mwh) en el mercado mayorista se ha incrementado un 40%, lo que repercute en un alza media superior al 15% en el recibo de quienes tengan contratada la tarifa regulada (PVPC). Este miércoles ya roza los 70 euros/Mwh. La ausencia de lluvias y viento está provocando una mayor producción de ciclos y carbón, dos de las tecnologías más caras.

El impulso a las centrales eólicas o fotovoltaicas que tiene en mente el Ejecutivo está a la espera de que el departamento que dirige Ribera presente el Plan Nacional de Energía y la Ley de Cambio Climático, dos normas básicas para definir el modelo energético, en el que por ahora las centrales históricas aportan más del 60% de la electricidad. En la inauguración del Spain Investors Day, la ministra anticipó los cálculos del dinero que podrá movilizar todo este negocio de transformación energética, estimando en 200.000 millones de euros la generación de actividad económica que se desarrollará «en la próxima década», y que servirá para «crear empleo, mejorar el crecimiento del país y tener oportunidades de inversión». Ribera insistió a los inversores que «España liderará la transición energética» y apuntó que este país «es excelente para hacer negocios».