LAB exige un convenio colectivo para las empleadas del hogar

Una empleada del hogar, en una cocina./E. C.
Una empleada del hogar, en una cocina. / E. C.

La central abertzale llama a patronal y sindicato a constituir una mesa para abordar el pacto laboral y pide la implicación del Gobierno vasco

ERLANTZ GUDEBilbao

Un convenio para amparar a uno de los sectores más desprotegidos. Constituido en gran parte por inmigrantes, muchas veces sin nacionalidad y residentes en la vivienda de sus empleadores, el sindicato LAB considera un «problema de primer nivel» la precaria situación de muchas empleadas del hogar y propone un gran pacto laboral para remediralo.

La secretaria general de la central soberanista, Garbiñe Aranburu, ha llamado hoy en Bilbao al resto de sindicatos a constituir una mesa que aborde el anhelado convenio para el sector. Confía, ha asegurado, en que ELA, CC OO y UGT recibirán con brazos abiertos la propuesta, y, sin marcar plazos, espera que se pueda empezar a darle forma tras el verano.

Aranburu también quiere sentar en la mesa a Confebask. Cuestionada sobre la representatividad de la patronal en este sector, ha esgrimido que «será una forma de posicionarse ante un asunto inasumible a nivel político, social y sindical». Las asociaciones que representan a las trabajadoras asesorarían a los miembros del órgano planteado.

Qué modelo queremos

LAB quiere asimismo el acompañamiento en este debate del Gobierno vasco. El objetivo de la central, en palabras de Aranburu, es un debate más profundo para acordar «qué modelo de cuidado queremos, con qué condiciones». Pero ante la precariedad que azota al sector considera perentorio anticiparse y proporcionarle cobertura con un convenio.

La central ha agregado que, en línea con los «incumplimientos» que sufren las trabajadoras, la subida del salario mínimo a 900 euros aprobada en enero no se está aplicando de forma generalizada ni tampoco, aducen, la subida de las cotizaciones está deparando mayores ingresos a la Seguridad Social por este colectivo.