Los pensionistas de Bizkaia no acudirán a la reunión con la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social

Concentración de pensionistas este lunes en Bilbao./BORJA AGUDO
Concentración de pensionistas este lunes en Bilbao. / BORJA AGUDO

Se han desvinculado a última hora de esta cita por divergencias con la Coordinadora y reclaman ser recibidos directamente por Magdalena Valerio

MARISOL MATTOS

El colectivo de pensionistas de Bizkaia no acudirá a la reunión prevista para mañana entre la la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, y los representantes de la Coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones. Según el coportavoz de la Plataforma de Jubilados de Bizkaia, los pensionistas vizcaínos se han desvinculado a última hora de esta cita por divergencias con la Coordinadora y reclaman ser recibidos directamente por la ministra. Aunque no se conoce la fecha exacta, se prevé que la reunión será en septiembre.

Así lo han explicado en la concentración que, como todos los lunes, la plataforma de pensionistas lleva realizando frente al Ayuntamiento de Bilbao. Una semana más esta movilización social ha sido secundada por cerca de un millar de pensionistas, iniciativa que se mantendrá durante todo el verano y tendrá además un convocatoria extraordinaria con la manifestación del 20 de agosto en Bilbao.

El encuentro de la ministra con la coordinadora Estatal por la Defensa del Sistema Público de Pensiones se produce sólo unos días después de que la Seguridad Social haya abonado a casi 9,5 millones de pensionistas los atrasos derivados de la subida de las pensiones recogida en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para este año, que supone un desembolso superior a los 1.121 millones de euros.

El sistema paga así la diferencia entre la subida del 0,25% que experimentaron las pensiones el 1 de enero de este año y el aumento del 1,6% para todas las pensiones y del 3% para las mínimas, no contributivas y SOVI contemplado en los Presupuestos Generales del Estado, que entraron en vigor este mes tras su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Esta paga de atrasos, que alcanza los 101,24 euros de media para cada pensión del sistema, es independiente y se abona con anterioridad al pago ordinario de la pensión mensual de julio. A partir de la nómina de agosto, las nuevas cuantías estarán ya consolidadas con las subidas incorporadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos