El movimiento por las pensiones irrumpe en la campaña electoral

La manifestación concluyó en el Ayuntamiento de Bilbao, donde se concentran cada lunes./Fernando Gómez
La manifestación concluyó en el Ayuntamiento de Bilbao, donde se concentran cada lunes. / Fernando Gómez

La plataforma vizcaína moviliza a 10.000 personas en Bilbao para que los partidos políticos asuman sus reivindicaciones

SERGIO LLAMAS

La plataforma pensionista vizcaína irrumpió en la campaña para las elecciones generales con una movilización masiva que hizo desfilar a más de 10.000 personas, según el cálculo del Ayuntamiento, por la Gran Vía de Bilbao. La de ayer fue la décima gran marcha que se celebra en la localidad capitalina desde que se inició el movimiento en enero del pasado año. «Esto es un mensaje que enviamos a los políticos en plena campaña electoral para decirles que, mientras no blinden las pensiones y consigamos tanto el IPC real como todas las reivindicaciones que pedimos en la calle, no vamos a parar», remarcó una de las portavoces más conocidas del colectivo, Andrea Uña.

La representante de la plataforma destacó que la lucha continúa «porque en realidad todavía no se ha conseguido nada» si el 1 de enero del próximo año se acaban las subidas del 1,7 y el 1,6% logradas para 2018 y 2019, respectivamente. «Somos conscientes de que si nos hubiéramos conformado con esas migajas, y nos hubiésemos ido a casa, el próximo año estaremos otra vez con el 0,25% y perdiendo poder adquisitivo», reivindicó.

La movilización de este sábado partió de la plaza del Sagrado Corazón y fue sumando pancartas y grupos de manifestantes en su avance por la Gran Vía hasta desembocar finalmente frente al edificio consistorial de Bilbao, donde se leyó el manifiesto aprobado el pasado 28 de marzo en el último encuentro mantenido en Vitoria por las distintas plataformas. «Ningún partido político olvida la importancia del voto de las personas mayores. No van a faltar palabras de halago hacia nuestro movimiento, pero la historia nos ha enseñado que las palabras se las lleva el viento una vez han conseguido el sillón», leyó Jesús Bernal, de Mungia, un portavoz del grupo.

Frente al Ayuntamiento la organización estimó la participación de las distintas movilizaciones celebradas en el País Vasco en cerca de 45.000 personas. Según calcularon, la manifestación de Bilbao llegó a los 30.000 asistentes. «Seguimos siendo el referente de los pensionistas y la lucha en la calle», subrayaron en un acto que incluyó la actuación de un bertsolari y del grupo de música 'Bull Rock', mientras los asistentes clamaban: «Esta batalla, la vamos a ganar».

1.080 euros

Los comicios del día 28 estuvieron muy presentes en la cita con carteles como 'Si no hay soluciones para las pensiones, palo en las elecciones'. También se repitió la petición de una pensión mínima de 1.080 euros. En el manifiesto leído al finalizar el acto la plataforma anunció que incidirán en que los gobiernos del País Vasco y Navarra hagan suya la cifra y «complementen las pensiones» hasta llegar a esa cantidad.

«¡Ojo! Se trata de dársela a quienes se han ganado el derecho a una pensión», recordó, desde la cabecera de la manifestación Juan Godoy, de la agrupación de Galdakao. Este sábado los pañuelos y las pancartas permitían diferenciar a los grupos que se manifiestan cada lunes en los distintos ayuntamientos, como el de Barakaldo, con Luki Gómez a la cabeza, que recordó que allí todas las semanas siguen concentrándose «cientos de personas».

En la manifestación también hizo valer su reivindicación la plataforma ASJUBI 40, que pide la jubilación anticipada sin penalizaciones a partir de los 40 años trabajados, y que ha impulsado proposiciones no de ley en varios parlamentos autonómicos instando con este fin al Congreso. «Hay gente que ha trabajado desde los 14 y que se ha quedado en paro con 57 o 58, y ve como eso les penaliza en sus pensiones para toda su vida», denunció el presidente de la asociación, Kepa Martínez.

Sin referencias a siglas con el fin de «mantener la unidad»

La plataforma territorial rechazó hablar de siglas para mantener «la unidad del movimiento», si bien avisó de que irán contra quienes ataquen a las pensiones. «No queremos poner nombres, pero vamos a hacer un llamamiento contra aquellos partidos que están manifestándose contrarios a nuestras reivindicaciones», advirtió Jon Fano.

Fano, que dirigió las proclamas micrófono en mano durante la marcha, destacó la importancia de subir los salarios para las pensiones. «Los ingresos de la Seguridad Social se han incrementado un 6,5% y eso es consecuencia de haber subido el SMI y y haber destopado parcialmente las cotizaciones», defendió.