Miles de jubilados claman en Aste Nagusia por unas pensiones dignas

La manifestación ha partido de la plaza Moyua y ha concluido en el Ayuntamiento. /Yvonne Iturgaiz
La manifestación ha partido de la plaza Moyua y ha concluido en el Ayuntamiento. / Yvonne Iturgaiz

Alertan de que si no se constituye un gobierno, con la regulación actual, las pensiones se revalorizarán por debajo de la inflación

IBAN SUNYERBilbao

Varios miles de personas secundaron este lunes la animada manifestación convocada por el Movimiento de Pensionistas de Bilbao en plena Aste Nagusia. Jubilados de diferentes localidades vascas y un contingente llegado de Asturias, Cantabria y La Rioja se sumaron a este llamamiento -al que también se unió Bilboko Konpartsak- para reivindicar unas pensiones dignas.

Momentos previos al arranque de la movilización -que no llegó a ser tan masiva como las anteriores- pensionistas y simpatizantes se congregaban en torno a las diferentes pancartas reivindicativas de la marcha. Altavoces remolcados en carros con ruedas y megáfonos ayudaban a propagar las consignas que coreó la multitud durante la marcha: «Sánchez escucha pensionistas en lucha», «gobierne quien gobierne las pensiones se defienden», «fuera ladrones de las instituciones».

Portavoces del movimiento manifestaron el «hastío» de los pensionistas ante el abandono que sufren por parte de las instituciones, a la vez que piden abordar «un problema que es político y tiene solución». Son 86 con la de este lunes las semanas que el movimiento lleva concentrándose y aún no han sido recibidos por el ejecutivo de Sánchez, al que recientemente le han hecho llegar una petición.

Los jubilados advirtieron de los riesgos que supondría que no se forme un gobierno, porque con la regulación actual, no está garantizada la revalorización de las pensiones con la inflación, sino sólo una subida mínima del 0,25%. Dijeron que si PSOE tiene «voluntad» puede ir «dando pasos» para garantizar el poder adquisitivo de las pensiones.

Apoyo interterritorial

Pensionistas de otras comunidades acudieron a Bilbao. Las celestes banderas asturianas no pasaron desapercibidas. Guillermo Fernández, de la Asociación de Pensionistas de Gijón, no dudó en venir a apoyar a sus compañeros vascos en la manifestación de este lunes. «Hemos venido porque estamos en lucha, en defensa del sistema público de pensiones, como debe ser», apuntó a EL CORREO. Una de las mayores reclamaciones para este gijonés es que las pensiones suban todos los años en función del IPC real. Por eso espera que pronto quede reflejado en la Constitución, «para que nadie lo pueda cambiar cuando le convenga». También lamenta que haya 11 millones de personas que vivan en el umbral de la pobreza debido a «sueldos y pensiones que no llegan a final de mes».

Muy cerca de allí estaba Maria Teresa Dopazo, portavoz de la coordinadora de pensionistas de Asturias. Este es el segundo año que viene. En su opinión, «los pensionistas vascos son los que nos están dando ánimos a todos». Para esta asturiana es «básico» que las pensiones se revalorizen de acuerdo al salario mínimo», también exige que se cumpla lo prometido en campaña electoral y que se forme cuanto antes un gobierno progresista.