El Gobierno admite que tirará de la 'hucha' si le hace falta para pagar las pensiones

Manifestación por las pensiones en Bilbao./Luis Ángel Gómez
Manifestación por las pensiones en Bilbao. / Luis Ángel Gómez

«Me encantaría no tener que tocarla, pero los pensionistas tienen derecho a cobrar sus pagas extraordinarias», dice la ministra Valerio

LUCÍA PALACIOS

Una cosa son los deseos y otra muy diferente la realidad. Y si no que se lo digan al PSOE, que ahora que ha llegado al Gobierno se da cuenta de que tiene que desdecirse de muchas de sus promesas: no habrá derogación de la reforma laboral, ni de la ley mordaza, no podrá hacer todo el gasto social que pretendía, no dará los nombres de la amnistía fiscal... Y, ahora, no descarta tener que echar mano de la 'hucha' de las pensiones para pagar las prestaciones si hiciera falta, pese a las duras críticas que vertió sobre el PP cada vez que sacaba dinero de ahí. Así lo admitió ayer la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, en la presentación a la presidenta del Congreso, Ana Pastor, del Informe sobre la 'Evolución, actuaciones y situación del Fondo de Reserva 2017'.

«A mí me encantaría no tener que tocar el Fondo de Reserva, pero quiero ser prudente. Vamos a ver cómo va evolucionando la recaudación de cuotas de aquí a final de año (...). Si tenemos que sacar algo del Fondo de Reserva tendremos que sacarlo, porque los pensionistas tienen derecho a cobrar sus pagas extraordinarias», se justificó la ministra.

La idea del Gobierno es utilizar todo el crédito concedido por el Estado a la Seguridad Social antes de acudir a la 'hucha'. Así lo demostró a finales de julio, cuando usó 7.500 millones del préstamo de más de 13.800 para hacer frente al pago de la extra de verano a las 9,6 millones de prestaciones que se abonan mensualmente. Sin embargo, como tarde en diciembre volverá a enfrentarse al mismo problema: los ingresos por cotizaciones sociales, pese a que evolucionan favorablemente y crecen a un ritmo del 5% mensual, son suficientes para el pago mensual de las pensiones, pero no para el abono de las dos pagas extra (verano y Navidad) más la liquidación del IRPF, puesto que se duplica el presupuesto: en julio supuso una factura de 17.727 millones, que se repetirá a final de año.

Será entonces cuando, si no le queda otro remedio, el Gobierno vacíe aún más el Fondo de Reserva. Y es que entonces ya solo tendrá algo más de 6.000 millones para hacer frente a un desembolso mayor, salvo que para entonces la recaudación mejore -como confía la ministra- o se hayan tomado otras medidas para mejorar los ingresos, como los nuevos impuestos que propone el Ejecutivo o la separación de fuentes de la Seguridad Social para que no asuma gastos que no le corresponden: personal, reducciones de cotizaciones, tarifas planas o maternidad.

El Pacto de Toledo

«En tanto en cuanto no se recuperen las cotizaciones para poder pagar todas las prestaciones contributivas del sistema, tendremos que complementar esas cotizaciones vía Presupuestos», dijo la ministra, que precisó que estos temas tienen que debatirse en la mesa de diálogo social sobre pensiones, convocada para la próxima semana, y en el marco del Pacto de Toledo.

Pero, en el corto plazo, tiene otro desembolso 'extra': abonar a los más de 8,7 millones de pensionistas los atrasos generados desde el 1 de enero por la diferencia entre la subida del 0,25% inicial y la prevista en los Presupuestos, que se elevó al 1,6% con carácter general y al 3% para las más bajas. Se lo ingresarán el próximo 27 de julio, y para realizar este abono, que superará los 1.000 millones de gastos, el Gobierno no utilizará ni hucha ni crédito, sino rendimientos de la Tesorería.

El Fondo de Reserva de la Seguridad Social cerró el pasado año con un valor total de 8.085,37 millones de euros (precio de mercado), el equivalente al 0,72% del PIB, según el informe entregado por Valerio a Pastor. A lo largo de 2017 se realizaron dos disposiciones del Fondo, coincidiendo con el abono doble de la nómina de pensiones en julio y diciembre, meses en los que coinciden paga ordinaria y extraordinaria.

Entre 2000 y 2017 se sacaron 74.438 millones de euros del Fondo de Reserva, a lo que se suman 9.648 millones en excedentes del Fondo de Contingencias Profesionales, y los 10.192 del préstamo del Tesoro, con lo que, en total, se necesitaron 94.278 millones adicionales a los recursos de las cotizaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos