Orkestra ve más competitiva la economía vasca pero llama a no caer en la complacencia

Presentación del informe de Orkestra en la sala de prensa de la Universidad de Deusto./Fernando Gómez
Presentación del informe de Orkestra en la sala de prensa de la Universidad de Deusto. / Fernando Gómez

El Instituto de Competitividad insta a las empresas a aprovechar el contexto favorable para reforzarse ante el incierto escenario global

ERLANTZ GUDEBilbao

Orkestra-Instituto Vasco de Competitividad ha presentado hoy su informe anual sobre el estado de la economía vasca, y pese a que el conjunto de variables arroja avances, insta a las empresas a pertrecharse ante la incertidumbre que planea a escala global. El 'Brexit', las agresivas políticas comerciales de Trump, la escalada del precio de la energía, la subida de los tipos de interés o la apreciación del euro llevan a Orkestra a recomendar no caer en la complacencia.

Este incierto escenario le ha impulsado de hecho a presentar a partir de ahora su informe cada año, en lugar de cada dos. Asimismo, Orkestra ha puesto en marcha el Observatorio de Competitividad, que se irá actualizando con datos oficiales para que empresas, administraciones u otras entidades conozcan puntualmente la situación económica de la comunidad, así como su tesitura en relación con otras regiones europeas.

El Informe de Competitividad, coordinado por Susana Franco y presentado en la Universidad de Deusto, con el rector José María Guibert de cicerone, ha analizado precisamente la economía local en comparación con zonas similares de la UE. El PIB per cápita ha repuntado y se sitúa en niveles altos, aunque factores como la carga impositiva propician que la renta disponible no se encuentre en estándares tan elevados. Asimismo, las tasas de pobreza han mejorado en mayor medida que las de otras regiones. Se reduce el desempleo, aunque Euskadi arrastran un déficit de paro de larga duración, femenino y juvenil.

En cuanto a las empresas, crece la productividad y apuntalan su sólida posición financiera. No obstante, el documento advierte de que la actividad exportadora acaece en volúmenes reducidos, pese a aumentar el número de firmas que se asoman al exterior. Orkestra recomienda que las políticas de internacionalización se orienten esencialmente a potenciar a los exportadores consolidados.

Más innovación y educación

En línea con la necesidad de que las firmas den un salto adelante, el Instituto sugiere que se desmarquen con más innovación, frente a lo poco atractiva opción de hacerlo por costes bajos. Con todo, Orkestra pone en valor que la innovación es eficiente, a pesar de los bajos niveles de inversión en patentes y diseños.

¿Cómo se explica esto? «Por el hecho de que hay sectores en la comunidad que no registran sus innovaciones», matiza Franco. Llamamiento a las pymes que siguen rezagadas en este campo. Cuestionado por su valoración del 5% adicional que el Gobierno vasco destinará el próximo año a innovación, el Instituto de Competitividad valora favorablemente la cifra con un matiz: «La clave es el resultado que ofrezca», señala Franco.

La educación. Otra herramienta, aunque a cierto plazo, para potenciar el tejido productivo. ¿Cuál es su estado? «Es un asignatura pendiente», así la juzga Franco. El nivel universitario y de Formación Profesional es alto en comparación con otras regiones, pero la comunidad muestra carencias en cualificaciones intermedias.

Orkestra insta a mimar los aspectos anteriormente citados para que cristalicen en una mejor especialización de la economía local en los ámbitos comercial, tecnológico y científico. El sector metalmecánico ha hecho sus deberes en estas tres áreas y muestra una sólida competitividad. Y aunque «no se puede destacar en todo», precisa Franco, emplaza a progresar en campos hoy claves como las tecnologías de la información y comunicación (TIC).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos