Mercedes presenta en Ginebra la Clase V eléctrica 'vitoriana'

Así es la Clase V eléctrica que Mercedes ha presentado en Ginebra. / Mercedes-Benz

Tras el verano arrancará la producción en serie de este vehículo que tendrá una autonomía de hasta 400 kilómetros y podrá cargarse en 15 minutos

Juan Carlos Berdonces
JUAN CARLOS BERDONCES

En la planta que Mercedes Benz tiene en la capital alavesa ya se fabrican los modelos eléctricos de la furgoneta V y después del verano comenzará la producción en serie de la Clase V que también funcionará sin el motor habitual de combustión y lo hará mediante otro propulsado con baterías de iones de litio. La multinacional alemana aprovechó ayer la inauguración del Salón Internacional del Automóvil de Ginebra para presentar el concepto EQV de su monovolumen 'made in Vitoria'. Las vacaciones de agosto volverá a ser aprovechadas para la puesta a punto de las instalaciones de la factoría, sobre todo en la línea de montaje bruto.

Este nuevo vehículo, que estará en el mercado dentro de un año, podrá tener una autonomía de hasta 400 kilómetros para desplazamientos largos, aunque también con una carga rápida de apenas un cuarto de hora permitirá al usuario desplazarse sin preocupaciones durante cien kilómetros. La amplia gama de posibles configuraciones de sus asientos -con siete u ocho plazas, individuales o con un banco para tres personas- ofrece un confort interior y una funcionalidad que siempre son agradecidas por el conductor y sus ocupantes.

«Mercedes Benz está avanzando constantemente en la electrificación de su cartera de productos», explicó Wilfried Porth, miembro del consejo de administración del grupo Daimler. Y con el concepto EQ -inteligencia eléctrica- «queremos dar el siguiente paso. Ofrece todos los atributos típicos de la marca». Esta Clase V sigue siendo un coche familiar, también para aventureros o destinado al transporte de pasajeros «con el ambiente de un salón», apunta.

Detalles de los interiores de la Clase V eléctrica, presentada en Ginebra. / Mercedes-Benz

El dinámico diseño exterior «enfatiza el enfoque en el potente sistema de propulsión eléctrica». El parachoques ofrece un aspecto «inconfundible» gracias a las grandes entradas de aire y las dos amplias inserciones cromadas ubicadas en los bordes exteriores, explica Gorden Wagener, director de diseño de Daimler.

La EQV se presenta en el mismo lugar que se lanzará la Clase V con motores diésel más ecológicos que permiten reducir el consumo y las emisiones y los ruidos y que también ofrece una mayor sensación de amplitud interior y renovados sistemas de seguridad.

La crisis parece superada

Ambos modelos del monovolumen se fabricarán en serie en Vitoria. La planta mantiene su cifra de producción en 152.000 unidades y una vez superados los dos primeros meses del año, los más complicados en la venta de vehículos dado que el consumidor aprovecha el final de año para cambiar de coche y aprovechar los descuentos, parece en disposición de consolidar su actividad o incluso crecer.

Los efectos de la 'crisis del diésel' tuvieron un impacto importante en la principal industria vasca con 14 días de suspensión de jornada el año pasado y otros tres en este 2019. Aunque ahora otra vez se vuelve a hablar en Mercedes Benz en Vitoria de la posibilidad de hacer contrataciones durante el verano. Y la aplicación de un expediente de regulación de empleo (ERE) de suspensión queda, de momento, en el olvido.