El Ibex baja a los 9.300 puntos por la crisis italiana

El Ibex baja a los 9.300 puntos por la crisis italiana

El selectivo cerró la sesión con una caída del 1,08%, para dar un último cambio en los 9.305,50 puntos

CRISTINA VALLEJOMadrid

Descensos generalizados en los mercados de renta variable europeos a cuenta de las nuevas tensiones italianas. Aunque el índice italiano ha sido, sorprendentemente, el que menos ha caído en la jornada de hoy: su descenso ha rondado el 0,25%. El peor de todos ha sido el Ibex-35, con un retroceso del 1,08%, para dar un último cambio en los 9.305,5 puntos.

Mientras, el Cac 40 francés ha perdido un 0,71%, el Dax alemán y el PSI-20 de Lisboa, alrededor de un 0,40%, y el Ftse 100 británico, un 0,28%.

Las que han desatado el terremoto de la sesión de hoy han sido las declaraciones del portavoz económico de la Liga y de la comisión presupuestaria de la cámara baja, Claudio Borghi, en una entrevista radiofónica: ha afirmado que una moneda propia ayudaría a su país a resolver muchos de los problemas que tiene Italia, que la soberanía monetaria sería una condición necesaria -pero no suficiente- para poner en marcha un ambicioso programa de saneamiento económico. De esa manera, ha vuelto a despertar el fantasma de la salida del euro que también circuló coincidiendo con la formación de Gobierno la pasada primavera. Aunque Borghi ha aclarado que esto, la salida de la zona euro, no forma parte del programa de Gobierno. Además, el presidente del consejo de ministros, Giuseppe Conte, ha afirmado que la moneda única es irrenunciable para Italia. Pero al nerviosismo de los mercados también han contribuido las palabras del líder del Movimiento Cinco Estrellas y vicepresidente del país, Luigi di Maio, que ha afirmado que no renunciará a sus planes de gasto, los que llevan consigo, junto con las políticas de ingresos, un déficit superior en ocho décimas al previsto (2,4% frente al 1,6%).

Inditex, el peor del Ibex-35

El selectivo español ha caído más que ningún otro índice en parte porque uno de los grandes, Inditex, ha sido el peor, con un recorte del 3,55%. A continuación se ha colocado Mapfre, que ha bajado un 3,17%. Y después, bancos: BBVA se ha dejado un 2,65% y el Sabadell, un 2,37%. También Cellnex se ha dejado más de dos puntos porcentuales.

Entre los grandes, pérdidas también para Telefónica, que ha bajado un 1,10%, mientras que el Santander ha perdido un 0,75%, y Repsol, un 0,20%.

En verde únicamente han terminado once valores. El más rentable ha sido Naturgy, que se ha anotado un 1,88%. A continuación se han colocado Endesa y Ferrovial, con avances de alrededor de un 0,95%. Avances también para otros valores como Acciona, Mediaset, Dia o Iberdrola, además de Red Eléctrica, ArcelorMittal, Enagás y Técnicas Reunidas.

En el Índice General, Nextil encabezó las ganancias, con una subida del 8,55%, seguido de Bodegas Riojanas, que se anotó un 7,83%. Rovi fue el peor, con un recorte del 5,06%.

El daño en la deuda: circunscrito a la italiana

Si bien el Ftse Mib de Milán no ha sufrido mucho, puesto que ha caído menos que ninguno en la sesión de hoy (aunque hay que recordar que en las cinco últimas sesiones cae un 5%, frente al 2% que baja el Ibex-35 o al 0,85% que retrocede el Dax alemán), hemos visto un deterioro muy importante en la deuda italiana que no se ha contagiado a otros países europeos, ni siquiera a los de la periferia. El rendimiento del bono italiano a diez años ha subido desde el 3,29% hasta el 3,42%, su nivel más elevado desde el año 2014, superando los anteriores episodios de tensión de este año. Con ello, la prima de riesgo de Italia ha alcanzado los 300 puntos básicos por primera vez desde el año 2013.

Mientras esto ocurría en Italia, la rentabilidad del bono español a diez años se mantenía poco por encima del 1,50% y la del luso, en el entorno del 1,90%.

Aunque es verdad que las primas de riesgo de España y Portugal se ampliaban (la de España de los 105 a los 111 puntos básicos; la lusa, de los 142 a los 147 puntos básicos), aunque sólo por el efecto del movimiento del bono alemán. Porque el dinero acudió a los refugios, entre ellos, al título germano, cuyo interés retrocedió desde el 0,47% hasta el 0,42%.

Y también a la baja se movía el rendimiento del bono americano: caía desde el 3,08% hasta el 3,05%.

En el mercado de divisas, vimos un castigo al euro, que llegó a poner en peligro la cota de 1,15 unidades a media sesión, pero desde ahí recuperó niveles y al cierre de la sesión del Viejo Continente se movía en el entorno de 1,156 unidades, lo que supone una caída del 0,15% respecto al dólar.

Respecto a otras monedas, es de reseñar que el peso argentino registrara una fuerte apreciación al cierre europeo del 3,5%, mientras que el real brasileño avanzaba un 2,35%. Bien es verdad que el resto de monedas del área perdían posiciones, debido a las advertencias vertidas por Mohamed El-Erian contra la inversión en estos mercados aprovechando los aparentes mejores precios a los que cotizan.

En Wall Street, comportamiento mixto: el Dow Jones ganaba un 0,4% al cierre de la sesión europea, mientras que el S&P 500 y el Nasdaq se encontraban prácticamente en tablas.

Otro refugio que se movía al alza era el oro, que subía un 1,57%, hasta los 1.207 dólares la onza, en su mayor avance desde el 24 de agosto.

En el petróleo, mientras, recogida de beneficios: el barril de Brent, de referencia en Europa, cedía un 0,2%, hasta los 84,80 dólares. Repliegue después de haber testado los 85 dólares. En Estados Unidos, el barril de West Texas se dejaba un 0,27%, hasta los 75,10 dólares.

Temas

Ibex 35

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos