Médicos del IMQ se inclinan por buscar una solución que contente a todos los accionistas

Vista de la clinica Zorrozaurre del IMQ./Jordi Alemany
Vista de la clinica Zorrozaurre del IMQ. / Jordi Alemany

Facilitarán la compra de las acciones con un precio «justo y acorde al mercado actual, usando fórmulas que eviten la introducción de agentes externos hostiles»

EL CORREO

Un grupo de médicos en activo del Igualatorio Médico Quirúrgico (IMQ) ha anunciado que facilitará la compra de las acciones, respetando sus derechos a todos aquellos compañeros médicos, así como a sus herederos, con un precio «justo y acorde al mercado actual, usando fórmulas que eviten la introducción de agentes externos hostiles».

En un comunicado, este colectivo ha aludido así al debate entre la actual dirección del IMQ y un grupo de médicos accionistas, agrupados en la Plataforma de Accionistas del Igualatorio (PAI), que ha llamado a acudir a la Junta del IMQ de este jueves, 13 de junio, y votar en contra del cambio de estatutos, ya que entiende que busca «dificultar aún más la libre transmisión de acciones y reforzar el control de la sociedad que ya de por sí tiene el consejo de administración de la sociedad».

La PAI denuncia que en la actualidad los accionistas de IMQ tienen «totalmente restringido» su derecho de venta o compra de acciones y, en caso de poder hacerlo, se ha de realizar a un precio de compra conocido como valor razonable (67.000 euros de acuerdo con el último valor publicado en la memoria). A juicio de esta plataforma, este valor razonable es «muy inferior a lo que los expertos señalan podría ofrecerse en el mercado, al menos 3 a 4 veces por encima, teniendo en cuenta las actuales condiciones del mismo».

Por su parte, el colectivo de médicos, entre los que se encuentran Jorge Villalonga Sáez, Unai Valtierra Gómez, Txanton M. Astorquiza Corral y Álvaro Rodríguez-Ratón, ha afirmado que no apoyará ningún movimiento que ponga «en riesgo» la propiedad de los médicos del IMQ.

En este sentido, ha anunciado que potenciarán la transparencia y el «buen hacer» en la gestión, implicarán y harán partícipe en las diferentes áreas de decisión a las diferentes sensibilidades del accionariado, jóvenes, médicos en activo (hospitalarios y extrahospitalarios) y jubilados.

«Pensamos que de esta forma podemos seguir manteniendo la arraigada y peculiar filosofía del IMQ, la cual nos hace únicos en este mundo globalizado y nos permite la mejor atención personalizada de nuestros asegurados», ha concluido.