El IVA de los productos vendidos por internet se pagará en el país de destino

El IVA de los productos vendidos por internet se pagará en el país de destino
Archivo

La nueva normativa europea entrará en vigor en 2021 y armonizará las obligaciones fiscales de las empresas que operan en la red

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

A partir del 1 de enero de 2021 cambiará la directiva europea del IVA, lo que supondrá una «pequeña revolución» en los próximos tres años en cuanto a este tributo para «armonizar», por ejemplo, aspectos del comercio electrónico de bienes y servicios en las operaciones intracomunitarias. El cambio más importante será que el IVA de las ventas de los productos comprados a través de internet dejará de pagarse en el país de origen para pasar a gravarse en el de destino de los bienes.

Durante su ponencia en el Madrid VAT Forum, el director del Centro de Investigación y coordinador de impuestos indirectos de AEDAF, David Gómez, explicó que la normativa entrará «gradualmente» en vigor en el periodo 2019-2021 y supone al puesta en marcha de unas normas que armonizarán las obligaciones fiscales de las compañías que operan en internet.

«La normativa afectará a los operadores de comercio electrónico que venden sus productos en distintos países de la Unión Europea, así como a las plataformas digitales que facilitan dichas ventas», señaló. Sobre el cambio de tributación al país de destino de los bienes, Gómez detalló que actualmente las ventas son gravadas en origen, lo que conlleva el riesgo de que se generalicen las ventas por internet desde los países con tipos impositivos más bajos y se desplace la demanda.

Para evitarlo, la UE ha creado un sistema en el que la empresa deberá repercutir a su cliente el IVA del país de destino, lo que puede repercutir a su vez en los márgenes de la transacción comercial.

Además, se creará un mismo sistema de ventanilla única en el que se podrán declarar todas las ventas online a nivel comunitario. El umbral será de 10.000 euros, por debajo del cual las entregas de productos tributarán en el país de salida, pero si lo supera el vendedor ingresará todo el IVA en su país mediante este sistema de ventanilla única declarando los tipos aplicables en destino.