Las importaciones chinas de EE UU registran la mayor caída de la historia

Empleados en una fábrica de Dongguan (China)./Efe
Empleados en una fábrica de Dongguan (China). / Efe

La guerra comercial hace descender las compras de productos del país asiático un 12% en el primer trimestre del año, según cifras de la OCDE

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

La guerra comercial entre Estados Unidos y China empieza a hacer estragos en los datos de compras y ventas de bienes y servicios a nivel internacional. Las importaciones de productos chinos a EE UU han caído un 12% en el primer trimestre del año, el mayor descenso de la historia, según los datos publicados este martes por la OCDE.

Los datos muestran que el comercio internacional se mantuvo «débil» en los tres primeros meses de 2019 motivado por el proteccionismo y el aumento de los aranceles. Las exportaciones de los países del G20 aumentaron en un 0,4%, pero las importaciones cayeron un 1,2%. En comparación con el tercer trimestre de 2018, cuando entraron en vigor la primera ronda de los nuevos aranceles entre China y EE UU, las exportaciones del G20 cayeron un 0,8% y las importaciones un 2,7%, revela la OCDE.

Desde principios del mes de mayo, Estados Unidos incrementó los aranceles para las importaciones de más de 5.000 productos chinos del 10% al 25%. Además, Trump ya ha amenazada con aplicar estas tasas al resto de las importaciones procedentes del país asiático si no alcanza un acuerdo comercial con ellos. En respuesta, China anunció que impondrá aranceles también del 25% a bienes de EE U a partir del 1 de junio.

Por ello, el informe de la OCDE destaca que las importaciones se contrajeron en EE UU un 1,9% en el primer trimestre y, en concreto, las procedentes de China un 12%, la mayor caída registrada por el organismo. Las importaciones también continuaron cayendo en China (-0,5%, después del descenso del -6% el trimestre anterior). El dato positivo está en las exportaciones, que subieron un 3,9% en China y un 0,7% en Estados Unidos, aunque se quedan por debajo de las cifras registradas en 2018.

El impacto de estos aranceles «ya es evidente en los datos del comercio internacional», aseguraba el FMI la semana pasada en un estudio coordinado por la economista jefe del organismo, Gita Gopinath. El año pasado EE UU compró bienes procedentes de China por valor de 540.000 millones de dólares, mientras que el gigante asiático hizo lo mismo con su enemigo comercial por valor de 120.000 millones.

Caída del resto de Asia

Además, otras economías asiáticas «también se han visto afectadas por el aumento de las tensiones comerciales» entre EE UU y China, al igual que los tipos de cambio con el dólar estadounidense. La exportación e importación de productos se contrajo significativamente en Indonesia (-4,3% y -15,3%, respectivamente), en Japón (-2,3% y -4,7%) y en Corea (-7,1% y -7,7%).

Más allá de Asia y EE UU, otros conflictos habían motivado la caída de las ventas de productos en la eurozona. Es el caso de Reino Unido motivado por el 'brexit'. Sin embargo, debido a que la fecha de salida del país de la UE se ha aplazado hasta el 30 de octubre, las exportaciones han registrado un fuerte crecimiento en el primer trimestre (+6,2%), y también las importaciones (+5%).

En el resto de economías del G20, el informe de la OCDE refleja un aumento moderado de las exportaciones en Australia (1,1%), México (1,1%), en la media de la UE (1%), Alemania (0,9%), India (0,8%) y Francia (0,7%). Las importaciones crecieron fuertemente en Turquía (5,3%) y Rusia (3,5%).

Más información