El Gobierno vasco gastó el pasado año 555 millones menos de lo que había presupuestado

El consejero de Hacienda, Pedro Azpiazu./Blanca Castillo
El consejero de Hacienda, Pedro Azpiazu. / Blanca Castillo

De nuevo el trazado del Tren de Alta Velocidad sufre el mayor desajuste, con 244 millones que se han quedado a la espera de ejecución

Manu Alvarez
MANU ALVAREZ

Jamás encajan del todo las cifras entre lo que un Gobierno presupuesta y lo que al final sucede cuando termina el ejercicio. El año 2017 no fue una excepción en esta regla para el Gobierno vasco, aunque sí es cierto que las discrepancias entre presupuesto y realidad batieron probablemente todos los récords. Algunos en el lado positivo, porque los ingresos desbordaron las previsiones. Otros en el negativo, porque un buen número de partidas que estaban preparadas para ser ejecutadas se quedaron en el cajón. El gabinete de Iñigo Urkullu había previsto gastar en 2017 un total de 11.513 millones de euros, pero el informe de ejecución que acaba de ser remitido al Tribunal Vasco de Cuentas refleja que tan solo se alcanzó la suma de 10.823 millones. Esto es, 690 millones de euros menos, aunque si se corrige un mero efecto contable -hubo 135 millones menos en amortizaciones porque se optó por renovar créditos por este importe-, el saldo neto de lo que se conoce como 'inejecuciones' quedó fijado en un número que tiene algo de cabalístico: 555 millones.

En la caja del Gobierno vasco se produjo el pasado año un hecho insólito desde el inicio desde los primeros compases de la crisis, en 2008: los gastos reales, que ascendieron a 10.823 millones de euros, se quedaron muy por debajo de los ingresos, que alcanzaron la cifra de 11.264 millones. Esos 441 millones de superávit encajan como un guante con el ingreso extraordinario que tuvo la Administración vasca el pasado año, tras haber alcanzado un acuerdo para la liquidación del Cupo del periodo 2007-2016.

El departamento de Arantxa Tapia presenta la mayor desviación, con casi el 30% de 'inejecución'

La buena marcha de la recaudación de impuestos, junto a ese ingreso extraordinario, permitió al Departamento de Hacienda que dirige el consejero Pedro Azpiazu echar el freno sobre la deuda. Así, frente a los 1.371 millones de emisiones de deuda que estaban previstas para el ejercicio, la cifra final quedó reducida a 1.110, que incluye los 135 de renovaciones de créditos.

Otra vez el tren

En la vertiente del gasto se repitió un año más -y van unos cuantos con esta misma estrategia tan alejada de la realidad- que el desfase más abultado hay que encontrarlo en el departamento que acoge la responsabilidad sobre las infraestructuras ferroviarias. El área de la que es titular la consejera Arantxa Tapia presupuestó en exceso para las obras del Tren de Alta Velocidad 244 millones de euros. La cifra se eleva a 270 millones sin gastar si se tienen en cuenta la totalidad de inversiones previstas en materia ferroviaria, que afectaban a otros trazados además de a la 'Y vasca'.

Por primera vez desdeel inicio de la crisis, los ingresos han sido superiores a los gastos

El Departamento de Desarrollo Económico, además, también es el que presenta una 'inejecución' más acusada en otras áreas de actuación que son de su competencia. Según la liquidación entregada al Tribunal de Cuentas, el gasto presupuestado para acciones en materia industrial, un total de 133,5 millones de euros, se quedó en 98 millones, lo que supone un recorte del 26,61%. Por si fuera poco, el área de Agricultura y Ganadería, otra competencia de Tapia, también presenta un desfase importante entre lo presupuestado -167 millones- y el gasto real ejecutado, que se limitó a 135,5 millones. En conjunto, TAV incluido, el departamento de la consejera más mediática del Ejecutivo vasco presenta una 'inejecución' de casi el 30%.

Las consejerías que han fallado menos en su presupuesto son las de Salud, Cultura y Educación, aunque el premio a la 'desviación cero' se la lleva el Parlamento de Vitoria. De forma casi milagrosa, ha encajado con exactitud sus estimaciones con el gasto ejecutado para que la desviación sea de 0 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos