El Gobierno vasco amplía su Plan Renove a las furgonetas con más de 7 años de antigüedad

El Gobierno vasco amplía su Plan Renove a las furgonetas con más de 7 años de antigüedad

El presupuesto, cinco millones de euros, apenas alcanzará para subvencionar unos 2.300 vehículos

Manu Alvarez
MANU ALVAREZ

El Gobierno vasco va a ampliar su Plan Renove de automoción a las furgonetas de más de siete años de antigüedad, con el objetivo de permitir la renovación del parque de vehículos profesionales, la mayor parte de ellos de tecnología diésel, a motorizaciones menos contaminantes. En el caso de los turismos, la antigüedad exigida será de diez años. El viceconsejero de Industria, Javier Zarraonandia, y el director del Ente Vasco de la Energía, Iñigo Ansola, se han reunido hoy con representantes de los concesionarios de vehículos de Euskadi para presentarles los detalles de esta iniciativa. A la cita han acudido el secretario general de SEA-Empresarios Alaveses, Juan Ugarte; el presidente de la Asociación de Concesionarios de Bizkaia, Jon Lekue; el presidente del Sector Ventas-Concesionarios de Gipuzkoa AEGA, Javier Bagües; y su secretario general, Juan Mª López Osa.

Por el momento se desconoce si los concesionarios van a apoyar esta campaña con descuentos adicionales, ha apuntado hoy un representante del sector, dado que el anuncio del Gobierno les ha pillado un poco por sorpresa y aún están pendientes de valorarlo y también de negociarlo con sus respectivas marcas. Por otra parte, el viceconsejero de Industria ha abierto la posibilidad de que el Ejecutivo amplíe en el futuro el presupuesto asignado a este plan, ya que los 5 millones consignados apenas alcanzarían para subvencionar unos 2.300 vehículos. Hay que tener en cuenta que en el País Vasco se matricularon el pasado año más de 40.000 automóviles, lo que significa que apenas supondría apoyar el 5% de las ventas anuales del sector en la comunidad autónoma.

El Gobierno vasco, como ya anunció la pasada semana la consejera Arantxa Tapia, pondrá en marcha este proyecto con una dotación presupuestaria de 5 millones de euros y ayudas individuales para la adquisición de vehículos nuevos. La condición exigida es que el vehículo viejo sea achatarrado, de tal forma que no pueda volver a circular. La ayuda será variable en función de la tecnología del vehículo nuevo y estará comprendida entre los 2.000 euros para la adquisición de un turismo con motor de explosión hasta 3.000 euros para un vehículo eléctrico puro. La compra de un automóvil híbrido -con motorización de combustible y también eléctrica- estará subvencionada con 2.500 euros. En el caso de los turismos, estará subvencionada la adquisición de los vehículos que tengan una calificación A en eficiencia energética -los de menor consumo de combustible por cada 100 kilómetros- y cuyo precio no supere los 25.000 euros.

Subvenciones con achatarramiento obligatorio

TipoAyuda (€)Precio máximo
Vehículos ligeros eléctricos puros 3.000 40.000 (N/A a N1)
Vehículos ligeros híbridos enchufables o eléctricos de autonomía extendida 2.500 40.000 (N/A a N1)
Vehículos ligeros híbridos no enchufables 2.250 25.000 (N/A a N1)
Vehículos ligeros a gas natural 2.250 25.000 (N/A a N1)
Vehículos ligeros de hidrógeno 3.000 75.000 (N/A a N1)
Vehículos ligeros de GLP 2.250 25.000 (N/A a N1)
Vehículos de gasolina o gasóleo (diésel) de categoría M1, con calificación energética A 2.000 25.000 (N/A a N1)
Vehículo de gasolina o gasóleo (diésel) de categoría N1, con MMA menor de 2.500 kg y emisiones GEI inferiores a 114 gr CO2/km 2.000 N/A
Vehículo de gasolina o gasóleo (diésel) de categoría N1, con MMA igual o mayor de 2.500 kg con emisiones GEI inferiores a 184 gr CO2/km 2.000 N/A

La entrada en vigor de esta medida está prevista para el mes de marzo aunque se desconoce por el momento la fecha exacta, ya que requiere una aprobación previa por parte del Ejecutivo vasco y una posterior implementación de la mano del Ente Vasco de la Energía. Los responsables del Gobierno sí han aclarado que las ventas subvencionables serán las que se realicen tras la aprobación oficial del plan -no tendrá por tanto carácter retroactivo-.

Sin barreras tecnológicas

Una de las características de este Renove que ha tenido una buena acogida por parte del sector automovilístico es el hecho de que no haya puesto barreras tecnológicas en la adquisición de los nuevos vehículos. Hasta ahora, las únicas ayudas que se concedían iban dirigidas a la compra de vehículos eléctricos, que por el momento mantiene un precio desorbitado y sólo resultan aptos para bolsillos desahogados. El plan del Ejecutivo vasco no discrimina el tipo de vehículo a subvencionar, de ahí que es posible la adquisición de unidades con motores de gasolina, gasoil, híbridos e incluso a gas. Javier Bagués, representante del sector de concesionarios de Gipuzkoa, ha asegurado hoy tras la reunión con el Gobierno vasco que «el sector está encantado», porque supone un revulsivo para intentar reactivar las ventas que parecían languidecer en los últimos meses.

Al margen de las cuestiones cuantitativas, la iniciativa del Departamento que lidera la consejera Arantxa Tapia supone un mensaje de alivio para todo el sector del automóvil -fabricantes de componentes, marcas y distribuidores-, porque incluye de forma implícita el mensaje de que, por el momento, el diésel no ha muerto. Todo ello después del anuncio realizado por el Gobierno de Pedro Sánchez de prohibir la comercialización de vehículos con motor de combustión a partir de 2040.

 

Fotos

Vídeos