El Gobierno anuncia 66 millones en ayudas para impulsar los eléctricos e híbridos

El Gobierno anuncia 66 millones en ayudas para impulsar los eléctricos e híbridos

Se trata del Plan VEA, contemplado en los Presupuestos en vigor, y su posible puesta en marcha llega tras el agridulce repunte de las ventas de vehículos

ERLANTZ GUDE

El Gobierno ha reaccionado al agridulce incremento anual de las ventas de coches con el anuncio de la puesta en marcha «en las próximas semanas» del Plan VEA (Vehículos de Energías Alternativas) -dotado con 66,6 millones- y que buscaría incentivar la compra de coches alternativos y la instalación de infraestructuras de recarga. Bajo la gestión del Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE), el programa se encuentra «en curso para su tramitación», precisó el secretario general de Industria y Pyme, Raúl Blanco, según recogió este jueves Europa Press.

El día anterior, el informe sobre ventas confeccionado por las patronales de los concesionarios (Faconauto), fabricantes (Anfac) y vendedores y distribuidores (Ganvam) reveló que el sector no logró mantener en 2018 el ritmo de matriculaciones al que venía creciendo, al registrar un aumento del 7% en las ventas, lo que se tradujo en algo más de 1,3 millones de unidades. Es el peor repunte desde 2014.

Faconauto cifró en un 10% la caída en el último cuatrimestre, tras haber experimentado las ventas una progresión hasta agosto superior al 14% sobre el año anterior. Los ataques al diésel por parte del Gobierno socialista tuvieron -insistió la patronal- una repercusión determinante, al punto de que el negocio inició una dinámica descendente de la que no se pudo recuperar. El sector descontaba unos peores datos tras las excepcionales cifras estivales -ante la entrada en vigor en septiembre del restrictivo protocolo de emisiones WLTP-. Lo que no contaba era con semejante debacle.

El temor es que se prolongue en los primeros meses del año. La cuota de mercado del diésel ya ha caído a niveles de 1996. Y a todo esto: frente a las pretensiones ecológicas del Ejecutivo, el hueco dejado por coches a gasóleo no lo están ocupando los híbridos o eléctricos, sino los vehículos con motor de gasolina.

En este contexto, el secretario de Industria pone en valor los 66,6 millones consignados en los Presupuestos Generales del Estado de 2018 a la movilidad sostenible en el marco del Plan VEA. Concretamente, 50 para la compra de vehículos alternativos y el resto para fomentar las infraestructuras de recarga.

Blanco detalló que el Gobierno trabaja en un acuerdo estratégico con el sector de automoción. Las conversaciones incluyen fondos para renovar el envejecido parque móvil -con una edad media de casi doce años-. El Ejecutivo espera que el acuerdo esté listo en el primer trimestre. El Gobierno impulsaría la normativa y la inversión, y se activarían dos grupos de trabajo orientados en la movilidad y la inversión. El sector examinaría cómo mejorar la logística y conseguir una producción más sostenible.

2040: solo orientativo

Blanco precisó que la intención del Gobierno de prohibir en el año 2040 la matriculación de los diésel y gasolina es «solo un anuncio vinculado a un borrador». Los coches ecológicos aún están muy lejos de las cifras deseadas, aunque ofrecen interesantes tasas de crecimiento. La patronal de fabricantes Anfac informó este jueves de que las ventas de eléctricos e híbridos se incrementaron en 2018 un 39,8%, hasta casi 90.000 unidades. El repunte de diciembre rondó el 50%. En Euskadi, se matricularon 331 eléctricos y 2.250 híbridos, un aumento del 13,7 y el 16,1%, inferior en ambos casos a la media nacional.