Alavés y Baskonia piden el mismo trato fiscal que el Athletic

Josean Querejeta, a la derecha, junto al diputado general de Álava, Ramiro González. /Iosu Onandia
Josean Querejeta, a la derecha, junto al diputado general de Álava, Ramiro González. / Iosu Onandia

Los equipos alaveses piden que la Diputación imite a la vizcaína para que los jugadores tan solo paguen impuestos por la mitad de sus ingresos

Manu Alvarez
MANU ALVAREZ

El Deportivo Alavés y el Baskonia han hecho público este miércoles un comunicado en el que reclaman que se apliquen a sus jugadores las mismas condiciones fiscales que van a tener los del Athletic de Bilbao. Como desveló EL CORREO, la Diputación de Bizkaia aprobó un decreto el pasado mes de agosto en el que modifica la tributación de las 'rentas notoriamente irregulares'. Un concepto que la Hacienda foral vizcaína acepta para los jugadores del Athletic y que permitirá a partir de ahora que tributen tan solo por el 50% de sus ingresos.

Alavés y Baskonia, formaciones que tienen como accionista de referencia a Josean Querejeta, mostraron su «satisfacción» por la iniciativa de la Diputación de Bizkaia, que calificaron de «noticia positiva y de gran importancia para el deporte». El cambio efectuado en la normativa vizcaína -eliminar el límite que existía hasta ahora para algunas rentas irregulares y que estaba situado en 300.000 euros-, beneficia en realidad a las arcas de los clubes y no al bolsillo de los jugadores. En algunos segmentos del deporte de élite -fútbol y baloncesto, al menos-, existe la tradición de que los jugadores negocien su contratación con cantidades netas. Así, es el club quien sale perjudicado si se incrementa la presión fiscal en el IRPF o favorecido, como sucede ahora en el Athletic, si se rebaja. Algunas estimaciones no oficiales -el club vizcaíno se ha negado a hacer declaraciones sobre este asunto- apuntan a que el ahorro anual para los rojiblancos puede alcanzar los 15 millones de euros. El presupuesto de gastos de su plantilla deportiva para la última temporada ascendía a un total de 85 millones.

Quieren lo mismo

Una rebaja de impuestos, estiman los clubes alaveses, les puede otorgar una ventaja competitiva, aunque tal y como lo formulan ellos apelan a la eliminación de supuestas desventajas. Así, en su comunicado, indican que una rebaja de la fiscalidad permite «aumentar la competitividad de los equipos en la contratación de jugadores, y en general elevar el nivel de los mismos, y las posibilidades de competir con otros clubes y sociedades anónimas deportivas que por muchas razones, tanto demográficas como de otra índole, disponen de mayor potencial económico».

Las muestras de satisfacción de los dos clubes alaveses encierran también un rotundo mensaje reivindicativo. Con una lógica aplastante, dejan muy claro que ellos quieren ser tratados de forma idéntica a como la Diputación de Bizkaia aborda la fiscalidad de los jugadores del Athletic de Bilbao. En Álava -y también en Gipuzkoa-, se mantiene el límite de 300.000 euros anuales para acceder a estos beneficios fiscales. «En aras a garantizar la competitividad de todos los equipos, de la propia competición en sí, y evitar tratamientos diferentes ante situaciones iguales -reclaman Baskonia y Alavés-, se trata de una medida que sería interesante extender al resto de territorios de la Comunidad Autónoma del País Vasco».

Defienden que la rebaja de la fiscalidad «aumenta la competitividad»