Las exportaciones españolas crecen por debajo de la eurozona por primera vez desde 2006

Contenedores de mercancías en un puerto./Afp
Contenedores de mercancías en un puerto. / Afp

La desaceleración global hace que las ventas al exterior solo suban un 3% en 2018, frente al récord de aumento del 5,6% de las importaciones

Edurne Martínez
EDURNE MARTÍNEZMadrid

Los datos hacen saltar las alarmas. España, que basó parte de su recuperación económica en las exportaciones, tiene ahora que afrontar un nuevo tiempo amenazado por un déficit comercial que llegó a los 33.840 millones de euros, lo que supone una subida del 36,8% al cierre de 2018, según los datos del balance de comercio exterior presentados este jueves por la ministra Reyes Maroto.

Este déficit estuvo motivado por la moderación de las exportaciones, que pese a seguir creciendo (+2,9%, 285.000 millones de euros), lo hacen con mucha menos fuerza que hasta ahora, con el problema añadido de que podría verse agudizado en los próximos meses por la guerra comercial entre Estados Unidos y China, la incertidumbre entorno al 'brexit' y la ralentización -incluso recesión- de fuertes economías de la eurozona como Alemania e Italia.

Así, los vientos de cola que han acompañado al crecimiento económico de España durante los últimos años parece que ahora se ponen de cara. Por ello, Maroto detalló el impacto que esta nueva situación puede tener en sectores tan importantes como el del automóvil, que redujo sus exportaciones un 1,5% en 2018.

Los datos revelan que, por primera vez desde 2006, las exportaciones españolas crecieron por debajo de la media de la eurozona, y eso que tampoco han sido boyantes a nivel general: un 2,9% de las españolas frente a un 4,4% de avance de la zona euro. «Hacen falta nuevas medidas para impulsar la competitividad internacional de nuestras empresas», insisten desde el Club de Exportadores.

Asimismo, apuntan a que España ha perdido cuota de comercio internacional frente a los tres países más importantes de la eurozona: Francia, cuyos datos revelan una subida del 3,8%; Alemania, 3%; e Italia, 3%. En el total de las exportaciones, tres de cada cinco fueron destinadas a la UE, la mitad a la zona euro y un 34% a destinos extracomunitarios.

Por comunidades, la que experimentó la mayor tasa de variación en exportaciones fue Navarra (+13%), seguida por Cantabria ( +11%) y Canarias (+10%), mientras que las tres únicas regiones en las que descendieron el número de exportaciones fueron Castilla y León (-2%), Comunidad de Madrid (-1%) y Aragón (-0,9%).

En cuanto a las importaciones registraron un récord en 2018 al suponer en total 318.864 millones de euros, lo que supone un incremento del 5,6% respecto al año anterior. Las procedentes de la UE son el 54% (+3%) del total y eurozona 43% (+3%).

Llama la atención que las importaciones de países no pertenecientes a la UE subieron un 8,4% el año pasado hasta suponer casi la mitad (46%) del total.